Nueva York - Los precios de los bonos estadounidenses subían este lunes luego de que datos que mostraron una inesperada debilidad en la manufactura estadounidense el mes pasado se sumaron a las preocupaciones por el crecimiento global, lo que impulsó el apetito por activos de bajo riesgo.

Las ganancias en los precios se extendieron y los bonos a 30 años operaron con un alza de más de un punto en precio este lunes después de que datos mostraron que el sector manufacturero de Estados Unidos se contrajo en junio por primera vez desde julio del 2009.

"No solo el titular fue pobre, también cayó por debajo del umbral incluso por primera vez desde la recesión. Los nuevos pedidos estuvieron bien por debajo de las expectativas, sugiriendo debilidad en el segundo semestre del año", dijo Jacob Oubina, economista senior de Estados Unidos de RBC Capital Markets en Nueva York.

"La implicancia aquí es que es un segundo semestre del año muy suave", agregó.

Más temprano, los bonos subían tras sondeos de gerentes de compras de China, Japón, Corea del Sur y Taiwán que mostraron que la demanda de centros de importación como Europa y Estados Unidos se desaceleró en junio.

Eso le quitó el brillo al acuerdo europeo de permitir que su fondo de rescate inyecte ayuda directamente a los atribulados bancos a partir del año próximo y que intervenga en los mercados de bonos para apoyar a los estados miembro en problemas.

Tras un fin de semana para analizar las nuevas medidas, algunos inversionistas ahora cuestionan si el fondo de rescate tendrá el suficiente poder de fuego para enfriar cualquier presión de venta en los mercados de deuda de Italia y España.

Los temores también apuntan al extenso tiempo de implementación.

Las notas referenciales a 10 años subían 19/32 en precio para un rendimiento de 1.58%, una baja ante 1.64% del cierre del viernes.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) dijo que su índice de la actividad fabril de Estados Unidos cayó a 49.7 desde 53.5 en junio, frente a las expectativas de los economistas consultados por Reuters de 52.0 y bien por debajo de la menor proyección de 50.5.

Fue la primera vez desde julio del 2009 que el índice cayó por debajo de la marca de 50 que indica contracción.

Tras el dato del ISM, los papeles a 30 años avanzaban 1-12/32 en precio para un rendimiento de 2.69% frente a 2.75% del cierre previo.

ros