El rendimiento de la deuda referencial del Tesoro estadounidense a 10 años subió a más de 3% el miércoles, ya que el nerviosismo sobre el creciente endeudamiento federal generó más ventas de bonos soberanos de Estados Unidos, allanando el camino para que alcance niveles no vistos desde julio del 2011.

La mayor emisión de deuda del gobierno y preocupaciones sobre inflación debido al incremento de los precios de las materias primas y apuestas a más alzas de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal han desencadenado la actual ola de ventas en el mercado de bonos, dijeron analistas.

El esperado incremento en la emisión de deuda gubernamental se deriva del déficit de ingresos debido a la enorme reforma tributaria de diciembre y al mayor gasto vinculado al acuerdo presupuestario alcanzado en febrero.

El miércoles, el Departamento del Tesoro vendió 35,000 millones de dólares en bonos a cinco años ante una sólida demanda de los inversores, tras una demanda mediocre para una subasta de 32,000 millones de dólares en notas a dos años el martes.

La más reciente emisión de deuda a cinco años anotó un rendimiento de 2.837%, el más alto para notas con ese vencimiento desde septiembre del 2008.

El Tesoro estadounidense completará la oferta de esta semana con una subasta de 29,000 millones de dólares en notas a siete años hoy.

No estaba claro hasta dónde subirían los rendimientos, cuyo incremento ha puesto nervioso a Wall Street y a los tenedores de activos de riesgo.

El rendimiento de los bonos referenciales a 10 años registraba casi 5 puntos básicos más que el martes por la tarde, a 3.03 por ciento.

El retorno de las notas a cinco años ganaba 3 puntos básicos, a 2.83%, después de alcanzar 2.85% el miércoles, el nivel más alto desde agosto del 2009.

En tanto, el rendimiento de los papeles a dos años alcanzaron 2.50%, su nivel más alto desde septiembre del 2008, para luego retroceder a 2.49%, 1 punto básico más que el martes por la tarde.

El retorno de la deuda a 30 años tocó un máximo de dos meses de 3.16 por ciento.