El precio de los bonos y los certificados del Fibra E, colocados para financiar la construcción del aeropuerto en Texcoco, cayeron de nuevo, un día después de que un grupo de inversionistas rechazó la oferta del gobierno federal de recomprar parte de la deuda contraída para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Tres de las cuatro emisiones de los bonos, que se compran y venden en mercados internacionales, mostraron caídas. Las que más retrocedieron fueron las series con vencimientos a 30 años, con una caída de 2.06% a 83.25 dólares y otra serie colocada en el 2017 presenta una baja de 1.47% a 83.75 dólares por unidad.

Mientras que en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) del NAIM sumó este jueves una nueva caída de 2.11 para intercambiarse a un precio de 93 pesos por papel.

En esta semana los títulos del fibra del NAIM acumularon sus primeras bajas desde su listado, equivalente a un descenso de 7%, respecto a su precio de colocación de 100 pesos por unidad.

Ayer, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró en su conferencia matutina que el pago de la deuda está garantizado y que la caída de los bonos obedece a un movimiento natural de los mercados.

Tanto con la emisión de bonos verdes y del Fibra E, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México obtuvo un total de 7,600 millones de dólares, entre el 2016 y 2018, para financiar las obras de la terminal aérea.

El gobierno quiere cancelar este proyecto, sin embargo, para no caer en incumplimiento de contratos, evitar problemas legales y penalizaciones, trazó un plan para recomprar 30% de la deuda de 6,000 millones de dólares, así como algunas modificaciones en los acuerdos originales de los contratos, hecho que no fue aceptado.

[email protected]