Las tasas de los bonos mexicanos subieron con fuerza este jueves en línea con la depreciación de la moneda, derivada de la crisis de deuda en la zona euro.

El rendimiento a 10 años, con fecha de vencimiento del 9 de junio del 2022, subió 0.06 puntos frente a su cierre del miércoles, a 6.14%, de acuerdo con intermediarios.

Por su parte, la tasa a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, cerró en 7.16%, 0.08 puntos por arriba de su cierre previo, en su segunda sesión consecutiva de alza.

El peso cerró en su peor nivel en más de tres años, con una caída de 1.02%, lo que presionó a las tasas, que no lograron ser ayudadas por las valuaciones de cierre de fin de mes por parte de los fondos de pensión.

"La volatilidad va a continuar, por los problemas de la banca en España, los movimientos del tipo de cambio y el ruido en las elecciones presidenciales", indicó un intermediario.

La tensión continúa en los mercados ante la delicada situación financiera que enfrenta España, cuyos costos de financiamiento siguen peligrosamente cerca de máximos en la historia del euro.

Los mercados europeos cerraron la jornada con movimientos mixtos, en la medida en que persiste el nerviosismo sobre España y Grecia, mientras que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, recalcó que la estructura actual de la eurozona es insostenible.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional desmintió que mantenga conversaciones con España para un préstamo de rescate.

"Cambió la tónica del mercado, esto es nerviosismo de las mesas, todavía no hemos visto un flujo importante de (salida de) extranjeros, pero estoy seguro que están evaluándolo", dijo Alonso Madero, gerente de fondos de Actinver.

ros