México D.F. - Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo terminaron mixtas este miércoles, apuntaladas por mejores señales de la economía global, pero en un mercado que apuesta por una pronta toma de utilidades ante los fuertes descensos de las últimas semanas.

El rendimiento a 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, avanzó 0.02 puntos frente a su cierre del martes, a 5.95 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, terminó la sesión en 6.96%, 0.04 puntos por debajo de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Los mercados internacionales registraron el miércoles importantes ganancias gracias a datos que mostraron una expansión en la actividad manufacturera de China y Estados Unidos, las dos principales economías del mundo.

Al optimismo de los inversionistas se sumó una exitosa subasta de deuda alemana y el renovado optimismo de que Grecia llegue pronto a un acuerdo con sus acreedores.

En México, la bolsa ganó 0.77% mientras que el peso avanzó más de 1%, impulsando la entrada de dinero al mercado de renta fija, aunque el ímpetu de los inversores era limitado por los fuertes descensos que han registrado ya las tasas.

En el transcurso de enero los rendimientos locales se hundieron alrededor de 0.50 puntos debido a la continua entrada de flujos del exterior, lo que restaba atractivo para algunos participantes, que comienzan a apostar por una pronta toma de ganancias.

"Las tasas están siguiendo (el miércoles) al tipo de cambio, no esperamos que bajen más, inclusive estamos vendiendo el diciembre 2024 por que ya está en niveles muy bajos", comentó un operador.

Con el movimiento del miércoles, el instrumento de México con vencimiento el 5 de diciembre del 2024 acumuló una baja en su tasa de unos 0.05 puntos en las últimas tres sesiones.

ros