Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo bajaron fuertemente este miércoles, en línea con un avance de los mercados externos ante expectativas de una mayor ayuda financiera de los grandes bancos centrales del mundo para atajar la crisis de deuda europea.

El rendimiento del papel a 10 años, con fecha de vencimiento del 9 de junio del 2022, cerró en 5.99%, con un descenso de 0.04 puntos porcentuales frente a su cierre del martes, según intermediarios, nivel no visto desde inicios de febrero.

Por su parte, la tasa de la deuda a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, cayó 0.10 puntos porcentuales frente a su cierre previo de 6.89%, sumando su cuarta jornada consecutiva de bajas.

"Ha estado entrando mucho flujo de extranjeros, se empieza a escuchar cada vez más la posibilidad de un estímulo por parte de los bancos centrales, pero yo recomendaría cautela hasta que pasen las elecciones griegas", dijo un operador.

El apetito por riesgo creció por señales de un posible estímulo tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Reserva Federal estadounidense, aunque el presidente del BCE Mario Draghi contrarrestó las expectativas de alguna medida a corto plazo.

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, dijo este miércoles que la entidad podría tener que considerar un estímulo monetario adicional si la oscilante economía estadounidense decae o si los problemas de Europa tienen un impacto financiero amplio.

Sin embargo, a pesar de que la jornada de este miércoles resultó positiva para los mercados de riesgo, algunos analistas recomiendan mantener la cautela antes de las elecciones del 17 de junio en Grecia.

"Continuamos viendo los bonos muy caros respecto a la TIIE, por lo que recomendamos vender y comprar TIIE, en especial los plazos de 7 a 12 años, mientras que para los plazos de 1 y 3 años vemos cara la TIIE respecto a los bonos", agregó el operador.

ros