Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo bajaron este lunes, ayudadas por la recuperación del peso gracias al optimismo de los inversionistas ante la posibilidad de que los líderes europeos acuerden un plan para mitigar la crisis de deuda en la región.

En su segunda sesión consecutiva de bajas, el rendimiento del bono a 10 años, con fecha de vencimiento del 9 de junio del 2022, cayó 0.02 puntos porcentuales frente a su cierre del viernes a 6.07%, según intermediarios.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 29 de mayo del 2031, bajó a 7.08%, ó 0.03 puntos por debajo de su cierre previo, también en su segunda jornada consecutiva de descensos.

"El mercado seguirá enfocado en los titulares europeos y en las encuestas para las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio", dijo un operador.

En una jornada ligeramente más estable que la semana anterior, los mercados de riesgo recuperaron algo de terreno luego de que Francia y la Comisión Europea manifestaron su apoyo a un ambicioso plan para usar el fondo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para dar soporte al sector bancario.

Esta posibilidad no está considerada en el tratado del MEDE.

Por su parte, en términos de instrumentos de mayor plazo, la mesa de análisis de Banorte-Ixe sugiere cautela y esperar mejores niveles de entrada para estrategias direccionales.

"Creemos que el bono con vencimiento en diciembre 2024 operará en un rango de 6.15-6.28% en la semana", dijo.

ros