Los precios de la deuda del gobierno de EU subieron por sexta jornada consecutiva, dado que un aumento en las solicitudes semanales de subsidio por desempleo intensificó las preocupaciones sobre la recuperación económica.

Los bonos a 10 años subieron 15/32 en precio y su rendimiento llegó a 3.16 por ciento. Los rendimientos tocaron 3.15%, el mínimo desde mediados de marzo.

El bono a 30 años ganó 31/32 en precio con una tasa de 4.27%, el mínimo desde enero y por debajo de 4.33% del cierre previo.

El alza en las peticiones de subsidio por desempleo, es la última evidencia de que el crecimiento económico de EU podría estar desacelerándose.

Los pronósticos de crecimiento en EU para el 2011 comienzan a recortarse y las apuestas sobre cuándo la Fed endurecerá la política monetaria están siendo revisadas.

La caída de las acciones y de las materias primas también atrajeron a los inversionistas hacia la seguridad de la deuda.

En las últimas semanas realmente no hemos recibido datos tremendamente alentadores , dijo Thomas Simons, economista de mercados monetarios en Jefferies & Co en Nueva York.

Se está viendo una severa liquidación en materias primas y bastantes ventas en acciones (...) esto parece estar dando un impulso a los bonos , agregó.

Las ganancias se limitaron por la reticencia de los inversionistas previo a conocer los datos de las nóminas no agrícolas, mientras que señales técnicas sugieren que los bonos están sobrecomprados.

Los bonos del Tesoro subieron por el incremento inesperado en las solicitudes de desempleo, pero los altos niveles mantienen a muchos en duda sobre los efectos de los resultados de las nóminas no agrícolas , aseguró Gennadiy Goldberg, analista de renta fija de 4Cast Inc en Nueva York.