Nueva York- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este lunes, al crecer la demanda por activos seguros ante la pérdida de confianza en la recuperación de la economía global en medio del alto precio del petróleo y de la persistente crisis de deuda en Europa.

La caída de las acciones de Wall Street, producto de las mismas preocupaciones sobre la economía mundial, también daba un impulso a la demanda por bonos del Tesoro, considerados seguros en momentos de incertidumbre.

Aún así, los rendimientos de los bonos permanecían atrapados en rangos de cuatro meses después de que la tasa del papel a 10 años tocó su máximo nivel en casi un mes la semana pasada, en reacción a la aprobación del nuevo plan de rescate para Grecia.

El bono referencia, el título a 10 años, subía 16/32 en precio y rendía 1.92% frente a 1.98% visto al cierre del viernes.

La tasa de este bono se ubicaba dentro del rango de entre 1.79 y 2.17% visto desde inicios de noviembre. La semana pasada, llegó a subir a 2.08% tras la liberación del rescate para Grecia.

La tensión entre Irán y Occidente, junto con la renovada violencia en Siria, han contribuido a impulsar los precios del petróleo y a generar temor por el impacto sobre la capacidad de compra de los consumidores y sobre una economía global ya en problemas por la crisis en Europa.

El bono a 30 años subía 1-2/32 en precio y rendía 3.05% frente a 3.10% del viernes.

El papel a dos años, cuyos rendimientos están anclados por la promesa de la Fed de mantener sus tasas cerca de cero, se negociaba con un alza de 1/32 en precio y rendía 0.30% desde 0.31% de la última jornada.

Los futuros de petróleo Brent superaron los 124 dólares por barril este lunes, pero luego retrocedían tras una semana de ganancias. Los inversionistas temen que el alza en el costo de la energía golpee la inversión y el gasto del consumidor, amenazando con sumir a la economía mundial en otra recesión.

Por el lado de Europa, las economías del G-20 dijeron a los líderes del continente el fin de semana que primero deben comprometerse a aportar más fondos antes de esperar ayuda externa.

Al mismo tiempo, las compras de bonos a siete, 10 y 30 años que hará la Reserva Federal esta semana deberían apoyar al mercado de la deuda, estiman analistas.

Los inversionistas seguirán además con atención el testimonio en el Congreso del presidente de la Fed, Ben Bernanke, el miércoles y jueves.

"Esperamos que el acotado rango visto desde noviembre se mantenga en el corto plazo, conforme la Fed continúa la (Operación) Twist y habla de una posible tercera ronda de alivio cuantitativo", dijo Thomas Simons, economista de Jefferies & Co en Nueva York.

El calendario de cifras económicas se intensifica con el correr de la semana. El miércoles se conocerán cifras sobre el crecimiento de la economía en el cuarto trimestre y el jueves el índice de febrero del Instituto de Gerencia y Abastecimiento sobre el sector manufacturero.

Además, la Fed divulgará el miércoles su Libro Beige, donde hace un resumen de las condiciones económicas reportadas por sus distritos.

ros