Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este viernes después de que una cifra sobre el empleo peor a la esperada alimentara las expectativas de nuevas compras de deuda por parte de la Reserva Federal para reactivar la economía.

Tales compras, que marcarían una tercera ronda de alivio cuantitativo, representarían otra fase de las medidas monetarias no convencionales que ha lanzado la Fed en los últimos años para rescatar a la economía de las garras de la crisis financiera.

Los bonos abrieron en baja este viernes, pero pasaron a terreno positivo inmediatamente después del informe de empleo.

El bono a 10 años, cuyo precio caía 13/32 antes del informe, pasó a subir 20/32 poco después y rendía 1.62% frente a 1.69% del jueves y a 1.73% de poco antes de la publicación del dato de empleo.

La economía de Estados Unidos creó 96,000 empleos en agosto, muy por debajo de los 125,000 esperados por los economistas.

El alza en el precio de los bonos se producía tras la caída del jueves, cuando se conocieron noticias positivas sobre el mercado laboral y el Banco Central Europeo dio a conocer los detalles de su plan de compra de bonos.

Rob