Nueva York- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron este jueves debido a que la fuerte demanda en una subasta de 29,000 millones de dólares de notas a siete años impulsó los valores de la deuda en el mercado abierto, presionando a los rendimientos referenciales por debajo de 2 por ciento.

Los bonos revirtieron pérdidas iniciales tras la venta de deuda, que fue la última parte de los 99,000 millones de dólares en oferta de cupones de esta semana.

La subasta de los papeles a siete años atrajeron la mayor demanda de inversionistas y oferentes directos desde que ese vencimiento fue reintroducido hace tres años.

"Cuando tienes tan buena demanda, la gente se levanta y lo nota", comentó Brian Rehling, estratega jefe de renta variable en Wells Fargo Advisors en St. Louis, Misuri.

Las ofertas inesperadamente fuertes en la subasta forzaron a algunos operadores a comprar bonos en el mercado abierto.

"Si la gente está ofreciendo en la subasta para cubrir y no lo consiguen, entonces están cortos y tienen que entrar al mercado para comprar a un mayor precio que el que perdieron en la subasta", dijo Mary Ann Hurley, vicepresidenta de operaciones de renta fija en D.A. Davidson & co, en Seattle.

Las notas referenciales a 10 años subieron 5/32 en precio y rindieron 1.98%, una caída de casi 2 puntos base frente al cierre del miércoles. Más temprano llegaron a caer 13/32 en precio, con un rendimiento de alrededor de 2.05 por ciento.

Los bonos a 30 años subieron 11/32 en precio tras caer hasta 25/32 más temprano. El rendimiento del papel a 30 años fue de 3.13%, luego de oscilar entre 3.11 y 3.19 por ciento.

Los bonos del Tesoro habían cotizado mayormente a la baja en precio durante buena parte de la mañana en la medida en que los operadores dejaban espacio para la oferta, pero el temor a que Grecia se vea en problemas para cumplir con las demandas de su nuevo rescate mantenía los rendimientos de la deuda en un rango ajustado.

El Parlamento griego aprobó este jueves un canje de bonos para acreedores privados. El canje, en que los inversores cambian bonos por deuda de menor valor, será lanzado el viernes con el objetivo de reducir 100,000 millones de euros de pasivos equivalentes a 160% de la producción nacional.

"Las cosas aún no están resueltas en Europa", dijo Andrew Richman, estratega de renta fija de SunTrust Private Wealth Management en Palm Beach, Florida, que supervisa alrededor de 13,000 millones de dólares en bonos.

Los inversionistas también están preocupados por la agitación política en Irak y Siria y temen que una escalada de las tensiones en la región pueda llevar a una escasez de petróleo, afectando a la economía global.

"Los bonos (del Tesoro estadounidense) son una cobertura contra Oriente Medio", sostuvo Richman.

Las incertidumbres geopolíticas, junto al programa "Operación Twist" de la Reserva Federal que apunta a reducir la tasa de interés a largo plazo deberían alimentar la demanda de bonos del Tesoro, considerados seguros, y mantener los rendimientos referenciales cercanos a 2% en el futuro cercano, dijeron analistas.

ros