Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense se afirmaban este miércoles por renovados temores sobre el ritmo del crecimiento de la economía global, que reforzaban su atractivo como refugio seguro.

El resurgimiento de las preocupaciones sobre la marcha del crecimiento económico mundial fue provocado por datos que mostraron que las exportaciones japonesas registraron en julio su mayor caída en seis meses por una disminución en los despachos a Europa y China.

"El mercado de bonos estadounidenses está al alza esta mañana pues al menos unos pocos inversionistas todavía creen que la economía podría enfrentar algunos vientos en contra, y que la economía global podría frustrar el optimismo", dijo Kevin Giddis, jefe de mercados de capital de renta fija de Morgan Keegan.

El bono referencial a 10 años subía 13/32 en precio y rendía 1.76%, frente al 1.80% del martes a última hora.

Por lo general, los bonos del Tesoro han estado vendidos desde que los rendimientos de los papeles referenciales tocaron un mínimo récord a fines de julio, mientras las acciones subían en Wall Street por algunos datos que mostraban que el crecimiento de la economía local podría no estar desacelerándose tanto como se preveía.

Asimismo, las especulaciones de que el Banco Central Europeo actuará pronto para controlar la crisis de deuda soberana en la zona euro ayudaban a apuntalar el alza de las acciones estadounidenses.

Las compras de bonos estadounidenses tomaron impulso cuando los títulos a 10 años encontraron un precio soporte con un rendimiento a 1.86%, un promedio móvil de 200 días.

Las expectativas de que el BCE lance alguna clase de plan para limitar los costos crediticios españoles e italianos a partir de septiembre ha favorecido a los mercados de riesgo globales en las últimas semanas, a expensas de sus contrapartes más seguras.

Pero todavía hay incertidumbre y la perspectiva de que esta tendencia continúe en el corto plazo podría ser limitada, dijeron analistas.

Los operadores están a la espera de la publicación de las minutas de la última reunión de la Reserva Federal para ver la disposición de las autoridades a lanzar o no una nueva ronda de estímulos monetarios.

El bono a 30 años se negociaba con un alza de 1-2/32 en precio y rendía 2.85% frente a 2.90% del martes.

Rob