Nueva York- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este miércoles en la medida en que los inversionistas veían menos posibilidades de que los legisladores evitarán un "precipicio fiscal" de recortes de gastos y alzas de impuestos que comenzarían a regir el próximo año y que afectarían a la economía.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes dijeron este miércoles que las negociaciones con el presidente Barack Obama para resolver el "precipicio fiscal" estaban estancadas y exigieron una reunión con el mandatario para hacer avanzar las conversaciones.

Los bonos referenciales a 10 años subían 8/32 en precio, para rendir 1.58%, menos que el 1.61% del martes.

La deuda a 30 años ganaba 11/32 en precio, para rendir 2.76%, una baja respecto a 2.78% del martes.

Los precios de los bonos también aumentaban luego de que la Reserva Federal completó su última compra de deuda como parte de su programa "Operación Twist".

La Fed compró el miércoles 4,750 millones de dólares en deuda con vencimiento en el 2021 y el 2022 como parte de la "Operación Twist", diseñada para reducir las tasas de crédito a largo plazo.

La demanda por deuda del Tesoro estadounidense fue apuntalada más temprano después de que España no consiguió alcanzar el objetivo máximo en una subasta de bonos, lo que provocó preocupaciones de que la demanda por bonos soberanos de la zona euro se esté secando.

Muchos economistas prevén que España buscará eventualmente ayuda financiera de sus socios en la zona euro para protegerse de un aumento en su demanda de financiamiento el próximo año.

Los bonos no reaccionaron mayormente tras conocerse que el sector privado de Estados Unidos creó 118,000 empleos en noviembre, según un informe de la firma ADP, poco menos a lo esperado por economistas consultados por Reuters.

Los inversionistas se centrarán ahora en el reporte de nóminas de noviembre previsto para el viernes, que mostraría que los empleadores crearon 171,000 empleos en el mes, según la mediana de las estimaciones de 92 economistas encuestados por Reuters.

Además, están expectantes ante la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de la próxima semana, donde se espera que la Fed anuncie una nueva ronda de alivio cuantitativo.

ros