Nueva York - Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subieron desde mínimos históricos este martes, luego de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que el banco central está preparado para actuar frente a una economía en desaceleración pero dio pocos detalles sobre qué medidas podrían tomarse.

La ausencia de nuevas señales sobre cuándo la Fed podría embarcarse en una tercera ronda de compra de bonos a gran escala decepcionó a los inversionistas que habían acumulado posiciones alcistas, dijeron analistas e inversores.

"El mercado de bonos está interpretando esto como que la Fed todavía no está lista para hacer más", dijo Craig Dismuke, jefe estratega económico de Vining Sparks en Memphis, Tennessee.

La demanda por deuda a largo plazo también sufrió mientras los rendimientos operaban cerca de mínimos históricos, y algunos inversionistas, que quedaron atrapados con posiciones cortas en el repunte de la semana pasada, reequilibraron sus portafolios luego de comprar bonos para compensar sus posiciones cortas.

"Tenemos que volver a los precios donde podemos generar interés", aseguró Tom Tucci, jefe de operaciones de bonos del Tesoro de CIBC World Markets en Nueva York.

Los rendimientos de la deuda a 10 años subieron a 1.51% tras igualar su mínimo histórico de 1.44% el lunes.

Los rendimientos de los bonos a 30 años avanzaron 2.59%, tras caer hasta 2.517% el lunes, menos de un punto base por sobre el piso récord.

La brecha entre los rendimientos de las notas a dos años y los bonos a 30 años se expandió a 236 puntos básicos este martes, desde los 232 puntos básicos del cierre del lunes.

Los bonos a corto plazo tuvieron mejor desempeño que sus pares de largo vencimiento, ya que algunos inversionistas especularon con que el banco central podría rebajar la tasa de interés que le paga a los bancos por sus excesos de reserva depositados en la Fed.

Los operadores han estado observando para ver si la Fed podría seguir al Banco Central Europeo, que rebajó la tasa similar la semana pasada a cero en un intento por estimular a los bancos a prestar y/o comprar activos de riesgo.

Algunos analistas eran escépticos sobre si la Fed realizaría tal movimiento, porque podría perturbar el desarrollo del mercado de financiamiento a corto plazo, que ha estado luchando debido a la política de tasas de interés cercanas a cero que el banco central adoptó en diciembre del 2008.

Bernanke asistirá el miércoles a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

Rob