Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este viernes por sexta sesión consecutiva, en medio de la expectativa del mercado a una nueva ronda de estímulo monetario por parte de la Reserva Federal.

El rendimiento del bono de referencia cayó en la sesión a su menor nivel en casi dos semanas y se posicionaba para sufrir su mayor baja en 12 semanas.

Los operadores están esperando ver si el presidente de la Fed, Ben Bernanke, sugiere el lanzamiento de una tercera ronda de alivio cuantitativo en el discurso que ofrecerá la semana próxima en el evento anual de la Fed en Jackson Hole.

Bernanke usó las dos ediciones previas de este encuentro para dar señales sobre sus intenciones de aplicar un nuevo estímulo.

"El mercado se está inclinando hacia un tercer alivio cuantitativo", dijo John Brady, de R.J. O'Brien and Associates en Chicago.

Las minutas del último encuentro de la Fed mostraron que un estímulo podría producirse "bastante pronto", a menos que la economía empeore.

Sin embargo, el presidente de la Fed de St Louis, desalentó estas expectativas al decir que la economía estadounidense había mostrado señales de mejora tras el encuentro de la Fed del 31 de julio y 1 de agosto.

Este viernes se conocieron datos mixtos sobre la industria. Los pedidos de bienes duraderos crecieron en julio, pero una medición clave sobre la inversión empresarial sufrió su segunda baja mensual consecutivo.

A nivel externo, persistía el temor a que Grecia tenga que dejar la zona euro, mientras el primer ministro Antonis Samaras se reunía con los mandatarios de Alemania y Francia. Esto alimentaba la demanda por los bonos del Tesoro, considerados seguros en momentos de incertidumbre.

El bono a 10 años subía 10/32 en precio y rendía 1.640%, una baja de 3 puntos básicos respecto del cierre del jueves.

En tanto, el papel a 30 años también subía, anotando un alza de 19/32 en precio. Su rendimiento bajaba 3 puntos básicos respecto del jueves, a 2.756 por ciento.

Rob