Nueva York- Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense subían este viernes tras una racha perdedora de tres días, con la deuda de largo plazo impulsada por las previstas compras de bonos a 30 años por parte de la Reserva Federal, que intenta estimular el crédito y el crecimiento económico.

Las modestas ganancias del mercado de bonos se produjeron tras una oleada de ventas, ya que algunos inversionistas reevaluaron el momento en que la Fed lanzaría otra eventual ronda de alivio monetario, al tiempo que un aumento del apetito por el riesgo restó atractivo a la más segura deuda del Gobierno.

El viernes, los activos de más riesgo pasaron al lado defensivo. Las acciones en Wall Street abrieron con leves descensos.

"Ya que solo habrá como evento la recompra de papeles a 30 años (de la Fed), la única fuente de presión será si la gente desafía las modestas ganancias logradas durante la sesión nocturna", dijo David Ader, estratega de bonos de CRT Capital Group en Stamford, Connecticut.

Lo que podría hacer a los precios de los bonos un poco más vulnerables a la baja es que los niveles técnicos de soporte previos fueron "violados" durante la noche: los rendimientos a 10 años "en torno al 1,976 por ciento, por ejemplo, los rendimientos a cinco años en 86 puntos básicos", agregó Ader. Otra prueba para esos niveles podría generar más ventas, añadió.

En las primeras operaciones, las notas de referencia a 10 años subían 4/32 en precio y sus rendimientos bajaban a 2.01% desde 2.03% del cierre del jueves. El bono a 30 años avanzaba 7/32 y su rentabilidad retrocedía a 3.13% desde 3.14% previo.

ros