Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este jueves, dado que disminuían los temores sobre la crisis europea y que los inversionistas buscaban abaratar la deuda antes de una subasta de papeles a 30 años prevista para esta tarde.

Los bonos ampliaron su caída tras conocerse una baja en los pedidos de subsidio por desempleo durante la última semana, ya que esto redujo el temor a un deterioro del mercado laboral luego del débil informe de empleo de abril.

"Estamos viendo que las acciones suben, mejores diferenciales entre los rendimientos en Europa y una próxima subasta de bonos, por lo que nos estamos aferrando a rendimientos más altos de cara a esta subasta", dijo Rick Klingman, director gerente de operaciones con bonos en BNP Paribas en Nueva York.

El Tesoro subastará 16,000 millones de dólares en bonos a 30 años esta tarde, con lo que completará ventas por 72,000 millones de dólares a lo largo de esta semana.

Antes de la operación, los bonos a 30 años caían 1-1/32 en precio y rendían 3.08% frente a 3.03% del miércoles.

Según las cotizaciones actuales en el mercado, el bono podría alcanzar un nivel cercano a 3.09% en la subasta.

El miércoles, un bono a 10 años se vendió con un rendimiento mínimo histórico y una baja demanda.

El bono a 10 años rendía 1.9% este jueves, por encima de 1.855% visto en la subasta del miércoles.

Las noticias de que Grecia se aseguró fondos de su rescate internacional y de que el Gobierno español tomó el control del cuarto mayor banco del país r educían la búsqueda de activos seguros que el miércoles llevó a los rendimientos referenciales del Tesoro a sus mínimos en más de tres meses.

ros