Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este jueves, extendiendo la recuperación del mercado tras la corriente vendedora sufrida la semana pasada ante el temor a que el nuevo estímulo de la Reserva Federal genere más inflación.

Cifras decepcionantes sobre las solicitudes de subsidio por desempleo, sumadas a números débiles publicados en Asia y Europa, reforzaron la visión de un crecimiento global lento y alimentaron la demanda por la seguridad de la deuda del Tesoro, dijeron analistas y operadores.

Sin embargo, un informe sobre la actividad manufacturera en Estados Unidos reveló que el sector está en mejores condiciones que sus rivales de Europa y Asia.

Los precios de los bonos subían por cuarta sesión consecutiva y los rendimientos se acercaban a niveles vistos por última vez antes de que la Fed anunciara la semana pasada que se embarcará en una tercera ronda de alivio cuantitativo para reducir el desempleo.

Sin embargo, las cifras sobre la actividad manufacturera y la competencia de otra ola de oferta de deuda corporativa mantendrían limitada cualquier alza del mercado.

En medio de un creciente apetito por deuda pública, el Tesoro venderá a las 1700 GMT 13,000 millones de dólares en bonos a 10 años protegidos por inflación, conocidos por su sigla en inglés de TIPS.

De acuerdo con las cotizaciones en el mercado abierto, se espera que la reapertura del bono a 10 años con vencimiento en julio del 2022 arroje un rendimiento de -0.7820%, lo cual marcaría un récord para un TIPS a 10 años.

Entre la deuda regular, el bono referencial a 10 años subía 11/32 en precio y rendía 1.734%, unos cuatro puntos básicos por debajo del cierre del miércoles.

En la misma línea, el papel a 30 años se negociaba con un alza de 25/32 en precio y ofrecía un rendimiento de 2.919%, también cuatro puntos básicos por debajo del cierre de la jornada anterior.

Rob