Nueva York - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este viernes, después de que un alza de los precios al productor y de las acciones redujo la demanda por activos seguros, aunque los rendimientos referenciales seguían cerca de mínimos históricos.

La racha alcista de los bonos encontró un freno además en la necesidad de los inversionistas de asimilar las subastas de deuda por un total de 66,000 millones de dólares que realizó el Tesoro esta semana.

El índice de precios al productor subió 0.1% en junio, cuando el mercado esperaba una caída de 0.5por ciento. Una mayor inflación erosiona el valor de los bonos.

"El índice de precios al productor fue el disparador inicial y luego hay un mercado de acciones más fuerte", dijo Guy LeBas, estratega de renta fija de Janney Montgomery Scott en Filadelfia, en referencia a los principales factores que explicaban la baja de los bonos.

Indicadores técnicos sugerían que el mercado de bonos estaba sobrecomprado, lo que dificultaba que el rendimiento del papel a 10 años permaneciera debajo del 1.50%, dijeron operadores y analistas.

"En el corto plazo, el mercado podría estar un poco maduro (para una corrección)", dijo Jason Rogan, director de operaciones con bonos del Tesoro en Guggenheim Partners en Nueva York.

Con todo, el apoyo para el mercado de bonos se mantenía sólido, lo que se reflejó en los bajos rendimientos que obtuvieron las ventas de deuda a 10 y 30 años esta semana.

En este contexto, el bono de referencia a 10 años caía 9/32 a un precio de 102-7/32 y rendía 1.51% frente a 1.48% del cierre del jueves.

El rendimiento de este papel, que se encamina a anotar su tercera semana de caídas, ronda los niveles de 1.44% vistos a inicios de junio, que marcan un máximo desde inicios del siglo XIX, según cifras recopiladas por Reuters.

El bono a 30 años se negociaba con una baja de 22/32 a un precio de 108-12/32 y ofrecía un rendimiento de 2.59%, unos 3 puntos básicos por encima del cierre del jueves.

Rob