El rendimiento de los bonos de referencia del Tesoro de Estados Unidos bajó el viernes a mínimos de una semana, porque la escalada de la guerra comercial con China aumentó el temor a una contracción económica.

China anunció el viernes que impondrá aranceles adicionales de 5% a la soya estadounidense a partir del 1 de septiembre y de 10% al trigo, el maíz y el sorgo del país norteamericano desde el 15 de diciembre, las más recientes medidas comerciales de represalia de Pekín contra Washington.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo más tarde que responderá a la decisión de Pekín y que está ordenando a las empresas de su país que busquen formas de terminar sus operaciones en China y fabricar más productos en Estados Unidos.

“Ésta es una clara señal de escalada de una guerra comercial”, afirmó Subadra Rajappa, directiva de Société Générale en Nueva York.

Afecta confianza

La guerra comercial está afectando la confianza empresarial, en momentos en que los inversionistas ya están preocupados por la desaceleración del crecimiento global.

Trump habló después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, expuso que la entidad “actuará como sea apropiado” para sostener la expansión económica, aunque destacó el incremento de los riesgos.

Los operadores de futuros de tasas de interés consideran que hay 100% de posibilidades de un recorte de los fondos federales en la cita de septiembre, frente a 96% previo al discurso de Jerome Powell, según la herramienta FedWatch de CME Group.

Las notas referenciales a 10 años subieron 26/32 en precio, rindiendo a 1.522%, por debajo de 1.610% de la víspera.

El diferencial de rendimientos entre los papeles a dos y 10 años era negativo en 0.50 puntos básicos, tras haberse invertido la semana pasada por vez primera desde el 2007, una señal de que es probable una recesión en uno o dos años.