Nueva York- Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense subían este martes ante la debilidad de las acciones y un descenso en los inicios de construcción de viviendas en febrero, que alentaron el interés por los bonos del Gobierno como refugio seguro.

Las acciones en Wall Street abrieron a la baja, mientras los inversionistas se tomaban un respiro de las recientes ganancias. El índice referencial S&P 500 ha subido en ocho de las últimas nueve sesiones, instalándose en su punto más alto desde mayo del 2008 y 10% por debajo del cierre récord de octubre del 2007.

Mientras tanto, el Gobierno estadounidense dijo que los inicios de construcción de casas cayeron en febrero, pero los permisos para futuras edificaciones saltaron a su mayor nivel desde octubre del 2008.

Las notas de referencia a 10 años subían 12/32 en precio para un rendimiento de 2.34%, por debajo del 2.38% del cierre del lunes, mientras que los bonos a 30 años ganaban 23/32 para una rentabilidad de 3.44%, bajo 3.48% de la sesión previa.

Los rendimientos de referencia tocaron el lunes un techo de cuatro meses y medio de 2.39 por ciento. Los precios de los bonos del Tesoro se hundieron la semana pasada ante signos de mejora en la economía estadounidense y algo de estabilización en los problemas de deuda de Europa.

Aún así, los rendimientos se mantienen en niveles históricamente bajos. El reciente piso en los rendimientos de los papeles a 10 años de 1.67% en septiembre fue el menor en al menos 60 años.

"Sería natural asumir que desde que se estableció un piso para los bonos, lo inteligente sería llamar a un rápido retroceso en las tasas de largo plazo al estilo del 2009", comentó Steven Ricchiuto, economista jefe de Mizuho Securities en Nueva York.

La Reserva Federal estadounidense tiene previsto comprar el martes entre 1,750 millones y 2,250 millones de dólares de bonos del Tesoro con vencimiento entre febrero del 2036 y febrero del 2042, como parte de su programa de estímulo "Operación Twist".

ros