Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este miércoles, debido a que los operadores reducían sus tenencias de deuda antes de una subasta de papeles por 24,000 millones de dólares, un día después de que la venta de títulos a tres años recibiera una demanda moderada.

Las expectativas en torno a un acuerdo político en Grecia que permitiría al país evitar una cesación de pagos caótica generaban ventas de bonos, pero las preocupaciones persistían, por lo que los rendimientos de los papeles de largo plazo se mantenían en torno a sus máximos alcanzados a fines del 2011, dijeron analistas.

"Hay cierto posicionamiento de cara al resto de las subastas de refinanciamiento, y eso está repercutiendo en el mercado", dijo John Canavan, estratega de Stone & McCarthy Research Associates en Princeton, Nueva Jersey.

El rendimiento del bono a 10 años superó el umbral de 2% por primera vez en dos semanas. La tasa de este papel ha venido subiendo desde el viernes, cuando se conoció un positivo informe sobre el empleo en Estados Unidos y apareció un cauto optimismo en torno a la posibilidad de que Grecia reciba un nuevo rescate.

Sin embargo, la operatoria era volátil en medio de las idas y venidas en Grecia, lo cual generaba breves compras de bonos en busca de refugio.

"Hay idas y venidas en Grecia. ¿Están al borde de un acuerdo o las cosas van a colapsar?", dijo Larry Milstein, de R.W. Pressprich & Co en Nueva York.

Los líderes de los tres partidos políticos que integran la coalición de gobierno se reunían este miércoles para intentar acordar dolorosas reformas a cambio de que el país pueda recibir el rescate que tanto necesita.

El bono a 10 años caía 5/32 en precio a 100-1/32 y rendía 1.995%, con un alza de casi 2 puntos base respecto del martes.

En la misma dirección, el papel a 30 años se negociaba con una baja de 7/32 a 99-10/32 en precio y rendía 3.16% frente a 3.15% de la sesión anterior.

Con un ojo puesto en Grecia, los operadores se preparaban para la segunda subasta de deuda del Tesoro de esta semana. Según las cotizaciones actuales en el mercado, el bono a 10 años se vendería a una tasa de 2.039%, por encima del mínimo histórico del 1.90% visto en la subasta de papeles a este plazo el mes pasado.

En estos niveles, la venta debería ser atractiva tanto para los inversores locales como para los extranjeros, dijeron los analistas consultados. El Tesoro publicará los resultados de la operación en torno a las 1800 GMT.

ros