Nueva York - Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron este viernes a mínimos en tres semanas, después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijera que el alto desempleo sigue siendo una "grave preocupación", lo que alentó las expectativas de un nuevo estímulo monetario.

En un discurso muy esperado por los mercados, Bernanke dijo que los avances para bajar la tasa de desempleo todavía eran demasiado lentos y que el banco central estadounidense actuaría según sea necesario para fortalecer la recuperación económica.

El comentario sobre el desempleo reforzó las esperanzas del mercado de que la Fed lance alguna medida de estímulo en su encuentro del 12 y 13 de septiembre.

"Bernanke evitó señalar un movimiento en septiembre, pero las posibilidades son muy altas de que se tomen nuevas medidas este año o el próximo", dijo Robert DiClemente, economista jefe de Citigroup en Nueva York.

En este escenario, el bono a 10 años subió 20/32 en precio y ofreció un rendimiento de 1.56%, su menor nivel desde el 7 de agosto y frente a 1.63% del jueves.

Si bien el rendimiento cayó en la sesión, cerró agosto con la mayor alza mensual desde marzo.

En tanto, el papel a 30 años se negoció con un alza de 1-13/32 en precio y un rendimiento de 2.68% desde 2.75% de la jornada anterior.

La semana que viene estará marcada por la publicación del informe sobre la creación de empleos de agosto, clave para determinar la disposición de la Fed a lanzar una nueva ronda de compra de bonos.

Rob