LONDRES.- Las bolsas europeas cerraron el viernes a la alza, por octava sesión consecutiva, impulsadas por los títulos de bancos después de que líderes de la Unión Europea acordaron publicar los detalles de las pruebas de tensión sobre la salud financiera del sector.

Sin embargo, el vencimiento de varios futuros aumentó la volatilidad del mercado, porque operadores cuadraban sus posiciones antes del cierre.

Las acciones de bancos eran muy demandadas, porque analistas señalaron que la publicación de las pruebas de tensión en julio mejoraría la confianza de los inversionistas.

Las acciones de Societe Generale, Credit Agricole y UBS se anotaron avances de entre el 1.7 y el 6.1 por ciento.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un avance de 0.3% a 1,044.52 puntos, su cierre más alto desde el 13 de mayo. El índice acumuló un alza de 2.5% en las cinco últimas sesiones y encadenó su cuarta semana consecutiva de ganancias.

El índice ha ganado 6.6% en las últimas ocho sesiones, pero sigue 0.1% en el 2010, por bajas en abril y mayo cuando los temores a un contagio de una crisis de deuda sacudieron a la zona euro y a los inversores.

"Ha sido un día positivo, pero todavía hay mucha resistencia en la zona alcista", dijo Phil Roberts, analista técnico de Barclays Capital.

"Hemos estado un largo tiempo sin corrección así que la semana que viene los mercados podrían flojear (...) Sin embargo, en un contexto más amplio, si continúa consolidando (...) también podríamos ver mayores ganancias", añadió.

Las acciones del banco español Santander subieron 3.5%, luego de que confirmó que hizo una oferta por cientos de oficinas de Royal Bank of Scotland.

Las acciones de RBS ganaron 0.6 por ciento.

Las farmacéuticas estuvieron entre las acciones de peor desempeño. Los títulos de Sanofi-Aventis cayeron 3%, luego de que analistas y operadores mencionaron rumores de riesgos de cáncer de su medicamento para la diabetes Lantus.

En los mercados nacionales, el índice FTSE 100 y el alemán DAX bajaron 0.1% y el francés CAC 40 subió 0.1 por ciento. Sin embargo, el índice de Thomson Reuters de mercados periféricos de la eurozona ganó 1.4 por ciento.