Las principales bolsas europeas cerraron sus sesiones de este viernes con tendencia negativa, salvo Londres, en un mercado que consideró decepcionante las cifras sobre el crecimiento de Estados Unidos.

El índice FTSE-100 de la bolsa de Londres terminó la semana con un alza de un 0.32 por ciento. En otras plazas, el Dax de Fráncfort bajó un 0.29% y el CAC 40 de París retrocedió un 0.56 por ciento.

En la bolsa de Madrid el Ibex 35 apenas cedió un 0.09% y en Milán el FTSE Mib perdió un 0.57 por ciento.

erp