Las principales bolsas europeas (Londres, París, Fráncfort, Madrid) se desplomaban el viernes por la tarde y Wall Street sufría fuertes pérdidas, en un mercado muy nervioso por los riesgos de contagio de la crisis griega en la zona euro.

El desplome de las plazas financieras europeas era general hacia las 14:00 GMT, con la Bolsa de París a la cabeza, cediendo más del 5 por ciento.

Londres perdía 4.1%, Fráncfort 3,49%, Madrid 4.26%, Milán más del 4% y Lisboa 3.41%. De su lado, las operaciones de la bolsa de Milán fueron suspendidas por "problemas técnicos", según se informó en forma oficial.

En la misma sintonía, la Bolsa de Nueva York aceleraba su descenso el viernes: el Dow Jones perdía 2.25% y el Nasdaq 3.52 por ciento.

La tormenta también castigó las bolsas de Asia, mientras que la moneda europea permanecía presionada frente al dólar.

Hacia las 13:10 GMT, el euro valía 1.2707 dólares, contra 1.2644 USD la víspera a la noche. El jueves, la moneda única europea alcanzó su nivel más bajo desde marzo de 2009 frente al billete verde, cambiándose a 1.2523 dólares.

Esta nueva caída de las bolsas europeas y Wall Street tiene lugar casi en forma simultánea con el inicio de una cumbre extraordinaria de los jefes de Estado y de gobierno de los 16 países de la zona euro para dar "un respaldo definitivo al apoyo a Grecia".

Asimismo, los ministros de Finanzas del G-7, los siete países más industrializados -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón- anunciaron que mantendrían una conferencia telefónica este viernes dedicada a la crisis de la deuda griega.

El ministro japonés de Finanzas, Naoto Kan, excluyó medidas concertadas del G-7 para respaldar al euro. "No creo que haya pedidos para intervenir" durante la conferencia telefónica, declaró.

Mientras que las televisoras del mundo entero difundían en continuo las imágenes de los enfrentamientos entre policías y manifestantes en Atenas, los mercados de Asia continuaban cediendo al igual que la víspera.

En la Bolsa de Tokio, el índice Nikkei de los principales valores cedió 3.74% a media sesión, cumulando una pérdida de casi 7% en dos días.

"La razón de la caída, todo el mundo la conoce: Grecia. El mercado toma en cuenta la posibilidad de que el problema griego se extienda a España y a Portugal", explicó Hideaki Higashi, analista de SMBC Friend Securities.

La caída de Tokio se vio amplificada por el rápido ascenso los últimos días del yen, tradicional valor refugio en tiempos de crisis, un fenómeno que penaliza a los exportadores japoneses. Los títulos de Sony, Panasonic o Nintendo cedían más de 5%.

El jueves, el índice Dow Jones terminó cediendo 3.20% y el Nasdaq 3.44%. El Dow Jones llegó a perder 998.50 puntos -su máximo histórico- en pocos minutos en sesión.

La debacle se extendió a las plazas latinoamericanas. La mayor de la región, Sao Paulo perdió 2.31%, Buenos Aires se hundió 5.41%, México bajó 1.86%, Colombia cayó 2.84% y Santiago 1.04 por ciento.

En Europa, la bolsa de Londres había perdido antes 1.52%, París 2.20% y Fráncfort 0.88%. La bolsa de Madrid cedió 2.93% y la de Milán 4.26%. Paradójicamente, la bolsa de Atenas tuvo un leve repunte de 0.98 por ciento.