Las acciones europeas cerraron el jueves 2 de julio en máximos de una semana, ya que las esperanzas de una vacuna para el Covid-19 y un repunte mejor de lo esperado en las contrataciones en Estados Unidos eclipsaron las preocupaciones sobre los crecientes casos de coronavirus.

El índice paneuropeo STOXX 600 subió un 2%, disminuyendo ligeramente de los máximos alcanzados luego de que datos mostraron que la economía de Estados Unidos creó un récord de 4.8 millones de empleos en junio, a medida que más restaurantes y bares reanudaban sus operaciones.

Los bancos fueron los principales ganadores en las bolsas de Europa, subiendo un 4.3% para cerrar su mejor día desde el 5 de junio. Otros sectores cíclicos, como los fabricantes de automóviles, productos químicos y las aseguradoras, ganaron entre un 2,5% y un 3.4 por ciento.

Los mercados de acciones comenzaron la segunda mitad del año con una nota positiva a principios de esta semana, ya que se descubrió que una vacuna para el Covid-19 desarrollada por la firma alemana de biotecnología BioNTech y el gigante estadounidense Pfizer fue bien tolerada en las primeras etapas de unos ensayos en humanos.

"Es probable que la respuesta del mercado sea positiva, pero inevitablemente estará teñida de preocupaciones crecientes de que la recuperación está perdiendo fuerza", dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors.

Wirecard, la empresa alemana de pagos sacudida por un escándalo contable, se desplomó un 35.4% después de que la policía y los fiscales allanaron su sede en Múnich y cuatro propiedades en Alemania y Austria. 

kg