Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, cuyas acciones se desplomaron más del 7% en el mercado de Frankfurt.

Los títulos de la entidad bancaria se desplomaron después que la prensa financiera especulara de una gran pérdida de clientes del banco en Estados Unidos y una salida de fondos que alcanzaría los miles de millones de dólares.

Estas caídas se produjeron al conocerse que la entidad está teniendo nuevos problemas en su negocio de derivados financieros, al perder clientes importantes en este segmento.

Las preocupaciones por el Deutsche Bank arrastraron a todo el sector bancario europeo, en particular a las entidades italianas.

Deutsche Bank está bajo presión después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos le solicitó el pago de 14,000 millones de dólares por la venta de hipotecas 'subprime' que desembocó en una terrible crisis inmobiliaria en 2008.

El índice Stoxx Europe 600, que agrupa a las 600 compañías más importantes que cotizan en los mercados de renta variable de 18 países europeos, caía a las 08:13 horas de Londres 0.89% para ubicarse en 339.39 enteros.