Las bolsas mundiales retrocedieron el jueves temerosas de que el posible cierre del gobierno de Estados Unidos se sume al enlentecimiento económico mundial que ya derribó los precios del petróleo.

El CAC 40 de la bolsa de París perdió 1.78%, su más bajo nivel en dos años. En Frankfurt, el Dax 30 cedió 1.4%, y el índice FTSE de Londres 0.8 por ciento. Madrid se desplomó 1.98 por ciento.

En Asia, el Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con pérdidas de 2.84%, su nivel más bajo al cierre en casi 15 meses. La bolsa de Hong Kong terminó cediendo 0.94% y el índice de Shanghai 0.52 por ciento.

Las bolsas europeas consideran que la Fed no fue “lo bastante prudente” frente a la incertidumbre económica, apuntan los expertos de Mirabaud Securities Genève.

“El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell, no logró tranquilizar a los inversores, que temen que la política monetaria ahogue el crecimiento económico”, estimó Naeem Aslam, un analista de Think Markets.

“El hecho de que la Fed anuncie aumentos graduales de las tasas en el 2019 aplastó el optimismo” de los inversores, que creen que las condiciones financieras “crearán graves problemas de liquidez”.

La institución monetaria estadounidense anunció, como estaba previsto, el aumento de sus tasas en un cuarto de punto, sin tener en cuenta las presiones del presidente estadounidense, Donald Trump, y ahora prevé dos aumentos de tasas el año que viene, en vez de tres.

La Fed augura ahora un aumento del Producto Interno Bruto estadounidense de 3% este año y de 2.3% el año que viene, frente a 3.1% y a 2.5% de sus anteriores previsiones de septiembre.

“La reacción inicial negativa del mercado se explica por la diferencia entre las expectativas de los inversores y la realidad económica. Muchos actores del mercado dudaron incluso en las últimas sesiones de un aumento de tasas en diciembre”, de acuerdo con Christopher Dembik, responsable de Investigación Económica en Saxo Banque.