Mientras que en Europa las bolsas subieron a máximos de seis meses, en Estados Unidos no fueron suficientes los buenos reportes corporativos e información económica para sostener su avance.

Un buen reporte de Netflix y Caterpillar apoyaba por la mañana a Wall Street, junto con positivos datos de empleo y del sector manufacturero.

Sin embargo, hacia el cierre pesó la caída de las ventas de casas a mínimos del 2011.

El mayor perdedor fue el S&P, con un retroceso de 0.58%, mientras que el Nasdaq retrocedió 0.46% y el Dow Jones, 0.18 por ciento. El alza inicial se frenó una vez que los índices tocaron niveles de resistencia importantes.

Tras otra subida como acto reflejo provocado por noticias económicas moderadamente positivas, a los compradores se les terminó el combustible , dijo Larry McMillan, presidente de McMillan Analysis a Reuters.

En México, el IPC acotó su avance inicial de la mano de Wall Street y con el retroceso de Elektra y Televisa cerró apenas con un alza de 0.08% sobre 37,240.78 puntos. Los analistas sostienen un siguiente nivel en alrededor de 37,500 puntos.

Las ventas de Elektra se aceleraron en tanto sus títulos perforaron los 1,100 pesos y cayeron 7.11% a 1,059.40 pesos. Por su parte, Televisa perdió 3.23% y Cemex ganó 2.69%, esperando su reporte trimestral el próximo jueves.

En Europa la tendencia fue distinta y aún pesaron las perspectivas de abundante liquidez dadas a conocer el miércoles por la Reserva Federal. Así, el índice Stoxx 600 cerró en máximos de cinco meses al apuntarse un avance de 1.1 por ciento. Con esto, el índice suma un alza de 20% desde que alcanzó mínimos en septiembre pasado, con lo que entraría en bull market, o tendencia alcista, como lo llaman operadores.

La noticia sobre el avance en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores, en la que se anunció que se estaba más cerca de llegar a un acuerdo, fue suficiente para impulsar a los mercados europeos hacia cierres positivos generalizados , escribió Monex Casa de Bolsa en una nota.