Las bolsas de valores del mundo tienen un papel crítico para promover la inversión responsable y transformar los mercados de capitales para hacerlos más sostenibles, dijo María Brenes, miembro del Comité de Finanzas Sostenibles de la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB).

“Como plazas bursátiles y como entes que enlazan a los diferentes participantes del mercado podemos influir en las prácticas de mercado, propiciando los más altos estándares en materia de transparencia, inversión responsable y gobierno corporativo. También pueden educar y reducir la brecha de información, que pueda surgir entre las empresas e inversionistas, relacionada con la inversión responsable”, explicó durante su participación en un panel virtual en el marco del Congreso Hispanoamericano de Inversión Responsable, organizado por ALAS20, Centro RS, Governart, Principios de Inversión Responsable (PRI), y Vigeo Eiris.

Ante ello, Brenes dijo que las bolsas de valores, tal como lo ha señalado la Federación Mundial de Bolsas (WFE por sus siglas en inglés), pueden apoyar movilizando recursos hacia el desarrollo de una economía sostenible, facilitar el capital, tanto local como internacional, para dar acceso a las pequeñas y medianas empresas con potencial de crecimiento al mercado de capitales, además, desarrollar productos y servicios sostenibles.

Otra forma en la que pueden contribuir es promoviendo una buena gobernanza, instando a las empresas emisoras a divulgar información con enfoque ambiental, social y de gobierno corporativo (ASG).

Índice sostenible

La directiva mencionó que, en la región de Latinoamérica, la Bolsa Mexicana de Valores, así como las bolsas de Chile, Brasil y Perú ya están actuando en favor de un mercado más sostenible. Por ejemplo, han lanzado un índice sostenible, en el caso de México el S&P/BMV Total Mexico ESG.

Además, han creado guías y estándares para la emisión de bonos verdes, así como alianzas estratégicas con organismos internacionales como la Corporación Financiera Internacional (IFC), que es parte del Grupo Banco Mundial, Climate Bond Initiative y con los Principios para la Inversión Responsable (PRI), una iniciativa global promovida por las Naciones Unidas.

María Brenes reconoció que no es suficiente el esfuerzo que realizan las bolsas de valores, se necesita el apoyo de organismos internacionales para crear esa conciencia y capacitación.

“Cuando todavía no hay esa conciencia, entonces no hay compromiso”, sostuvo.

“Es necesario trabajar tanto por la parte de la oferta como de la demanda y las bolsas están haciendo un esfuerzo en capacitar a las empresas emisoras como a los inversionistas (...) Es importante el apoyo de los organismos internacionales para crear esa conciencia y capacitación”, agregó Brenes en su participación en el Congreso Hispanoamericano de Inversión Responsable.

judith.santiago@eleconomista.mx