El promedio referencial japonés Nikkei cayó este viernes a su nivel más bajo en más de cinco meses, por preocupaciones sobre la escalada de las tensiones comerciales globales que generaron un alza del yen, en una sesión en la que los fabricantes de maquinaria fueron los más perjudicados.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el jueves un memorando que permite imponer aranceles por hasta 60,000 millones de dólares a importaciones de China, que entrará en vigor tras un período de consulta de 30 días.

El Nikkei cerró con un desplome del 4.5%, a 20,617.86 dólares, su mayor descenso porcentual desde comienzos de febrero y su nivel de cierre más bajo desde el 3 de octubre.

Para la semana, el índice referencial perdió un 4.9%, la caída semanal más relevante desde principios de febrero también.

El índice general Topix retrocedió un 3.6%, a 1,664.94 unidades, con sus 33 subsectores en territorio negativo. El volumen de operaciones fue grande, apuntándose una pérdida de 3.6 billones de yenes, su máximo desde mediados de febrero.

Las compañías japonesas con alta exposición a China se desplomaron con fuerza, con un descenso del 5.6% en el sector de la maquinaria, que lideró las pérdidas. El fabricante de equipos de construcción Komatsu bajó un 6.3 por ciento.

China y Hong Kong anotan mayor caída en 6 semanas 

El temor a una guerra comercial entre las dos principales economías mundiales agitó los mercados de China el viernes, con la caída más acusada en seis semanas de sus índices bursátiles, mientras el rendimiento de los bonos bajaba porque los inversores apostaban por activos menos riesgosos.

No obstante, en contraste con los problemas de la bolsa, los mercados cambiarios del país permanecieron tranquilos, en medio de análisis de expertos que indicaron que es improbable que cualquier respuesta china a las acciones comerciales de Estados Unidos incluya cambios a su política con las divisas.

Las acciones chinas cayeron con fuerza luego que Pekín desveló planes para fijar aranceles de hasta 3,000 millones de dólares a las importaciones estadounidenses, en represalia por las cargas impuestas por Washington a los productos de acero y aluminio procedentes de China y otros países, que entraron en vigor el viernes.

El índice compuesto de Shanghái cerró con un declive del 3.6%, a 3,152.76 puntos, su nivel más reducido desde el 9 de febrero. El referencial de acciones favoritas CSI300 perdió un 2.9%, a 3,891.47 unidades, su punto más bajo desde el 12 de febrero.

En Hong Kong, el índice Hang Seng finalizó la sesión con un declive del 2.5%, a 30,309.2, su cota más deprimida desde el 7 de marzo.

Los tres índices sufrieron sus mayores caídas porcentuales diarias desde el 9 de febrero. También fue su peor desempeño semanal en seis semanas.

Más de 400 acciones continentales chinas de desplomaron hasta el 10% máximo permitido, lideradas por las firmas tecnológicas y de materiales, consideradas las más afectadas por los aranceles estadounidenses.

La preocupación por una posible guerra comercial que pueda erosionar el crecimiento global animó una búsqueda de seguridad, haciendo caer el rendimiento de los bonos chinos. El retorno de las notas referenciales a 10 años perdió 5 puntos básicos, o un 3.7 por ciento.

erp