Paris- Las acciones europeas cerraron en alza este miércoles y algunos índices referenciales alcanzaron niveles que no tocaban desde agosto, tras una caída en los costos de endeudamiento de Italia y un pronóstico más optimista de la Reserva Federal que ayudaron a extender la racha positiva del mercado.

Las pérdidas de las acciones portuguesas y el flojo desempeño de la bolsa española, sin embargo, mostraron la cautela de los inversionistas respecto a la capacidad de ambos países para manejar sus deudas, que todavía amenazan el repunte de los mercados europeos iniciado a mediados de diciembre.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con un alza de 0.28%, a 1,098,37 puntos, mientras que el índice Euro STOXX 50 de las principales acciones de la zona euro sumó 0.7%, para cerrar en 2,574.79 puntos.

El sector bancario lideró las ganancias, con alzas de 5.2% en las acciones de Natixis y de 5% en las de Credit Suisse.

"Los préstamos a largo plazo del Banco Central Europeo han tenido un impacto extremadamente positivo. El riesgo de una quiebra bancaria ha virtualmente desaparecido", dijo Philippe Ithurbide, jefe de análisis y estrategia de Amundi.

"Los precios continúan recuperándose desde los niveles de capitulación del año pasado, pero los valores de la zona euro están todavía 20% más baratos que los estadounidenses. Esto te da una buena idea de dónde invertir", añadió.

El estratega dijo que los datos del flujo de fondos han mostrado masivos flujos de salida desde las acciones europeas durante el último año, señalando que los gerentes de activos han dado una baja ponderación a Europa, lo que limita los riesgos a la baja de las acciones de la región.

"Los inversionistas poseen enormes posiciones en efectivo, y verlos que están volviendo aunque sea para una colocación 'neutral' de activos en Europa avivará el repunte, por lo que el riesgo es claramente al alza", agregó.

Entre los principales ganadores este miércoles, las acciones de E.ON -la mayor compañía alemana de servicios públicos- subieron 7% tras ratificar su perspectiva y decir que había avanzado con la renegociación de costosos contratos de gas que presionaron las ganancias en el 2011.

El ánimo general del mercado recibió el impulso de la Fed , que mejoró las perspectivas para la economía de Estados Unidos y dijo que la mayoría de los bancos estadounidenses pasó las pruebas de solvencia.

El ánimo mejoró también después de que Italia vendiera este miércoles en una subasta bonos por 6,000 millones de euros, con el rendimiento a tres años más bajo desde octubre del 2010 gracias a la sólida demanda de los inversores inundados con efectivo del BCE tras la masiva inyección de liquidez.

Pero sin embargo el índice PSI 20 de la bolsa portuguesa cayó este miércoles 0.7%, en tanto las acciones españolas avanzaron un ligero 0.2%, muy por debajo de la subida de 1.2% del DAX.

ros