LONDRES.- Las acciones europeas bajaban el viernes, siguiendo los pasos de Asia y Estados Unidos, por crecientes temores a que las nuevas medidas de ajuste en el sur de Europa estanquen el crecimiento económico.

A las 1200 GMT, el índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 descendía un 1.6%, a 1,032.82 puntos.

El referencial europeo aún ha avanzado casi 7% esta semana y 60% desde su mínimo histórico en marzo del 2009.

Los bancos, grandes ganadores del lunes, cuando el índice escaló 7.4%, estaban entre los mayores perdedores.

Los títulos de Banco Santander, BBVA, Credit Agricole, Societe Generale y Natixis bajaban entre 4.2 y 6.8 por ciento.

Las acciones de Deutsche Bank y UBS, dos firmas investigadas por fiscales de Estados Unidos, se hundían 2.7 y 2.2%, respectivamente.

En el mercado persistían los temores a que las medidas de austeridad tomadas por países como España y Grecia para lidiar con sus deudas afectarán el crecimiento económico en el largo plazo.

También persistían las preocupaciones sobre la capacidad de los países de la zona euro de saldar sus deudas.

El jueves, el presidente ejecutivo de Deutsche Bank, Josef Ackermann, sembró dudas sobre la habilidad de Grecia para pagar sus deudas y dijo que un paquete de rescate de 1 billón de euros ayudará a estabilizar a Italia y España, mientras que la situación en Portugal era más difícil.

Ackermann, uno de los banqueros más importantes de Europa, ayudó a armar un paquete de rescate para Grecia.

"Tomará mucho tiempo, años, comprobar si las medidas de austeridad (de la zona euro) serán exitosas", dijo Bernard McAlinden, estratega de NCB Stockbrokers.

Entre los índices locales, el británico FTSE 100 caía 1.3%, el francés CAC40 descendía 2% y el alemán DAX bajaba 0.8 por ciento.

En las bolsas del sur el desempeño era peor. El índice español IBEX se hundía 4%, el portugués PSI 20 perdía 2.4% y el italiano MIB caía 3.2 por ciento.

El sector energético bajaba, dado que el crudo cotizaba a menos de 74 dólares por barril. Los papeles de Total, ENI, BP, Royal Dutch Shell y Repsol restaban entre 1.4 y 2.5 por ciento.