Las acciones europeas cayeron con fuerza el jueves, bajo el impacto de la abrupta depreciación del yuan, aunque lograron recuperar parte de sus pérdidas después de que el regulador de valores de China decidió suspender un mecanismo de interrupción de las operaciones bursátiles que resultó poco eficiente.

El índice referencial de las acciones europeas, el FTSEurofirst 300, cerró con un retroceso de 2.33% a 1,359.90 puntos, luego de haber cedido previamente más de 3.00 por ciento.

NOTICIA: La debacle china en 14 preguntas

El índice Euro STOXX 50 de las acciones referenciales de la zona euro cedió 1.76% a 3,084 puntos. En tanto, el índice francés CAC 40 cayó 1.72% y al alemán DAX retrocedió 2.29 por ciento.

China decidió suspender desde el viernes un nuevo mecanismo de cortocircuito que interrumpía las operaciones accionarias cuando se produce una caída muy brusca, luego que el instrumento provocó fuertes pérdidas en los volátiles mercados del país y en las bolsas globales.

NOTICIA: China limita venta de acciones para evitar caída de bolsa

El mecanismo, que había comenzado a funcionar con el inicio del año, fue establecido para moderar los movimientos del mercado, pero en lugar de eso generó pánico entre inversores que desató corrientes vendedoras.

Previamente en el día, China aceleró una devaluación del yuan, provocando que las monedas de la región asiática tambalearan y que los mercados bursátiles se hundieran, porque los inversores ahora temen que el gigante oriental esté comenzando una guerra comercial contra sus competidores.

NOTICIA: ¿Cuáles son los riesgos económicos para el 2016?

La preocupación por la volatilidad y el crecimiento en China afectó mayormente a las grandes mineras, ya que los títulos de Anglo American cedieron hasta 10%, mientras que los de Glencore bajaron 6.50 por ciento. China es el mayor consumidor mundial de metales.

frm