En cuanto a mercados financieros, Europa y Estados Unidos (Wall Street) son las principales referencias de solidez. Sin embargo, si se comparan sus desempeños, existe mayor debilidad en el viejo continente. Esto se observa en sus respectivas caídas ante la crisis del coronavirus y, sobre todo, en datos de su recuperación.

El índice paneuropeo Euro Stoxx 50 alcanzó un máximo para 2020 de 3,865.18 unidades el 19 de febrero pasado, cuando comenzaron las fuertes caídas. El 18 de marzo llegó a su mínimo del año, con 2,385.82 puntos. La crisis del Covid-19 restó 38.27% al índice de las 50 empresas más grandes de la zona.

La caída del mercado estadounidense es similar, pero ligeramente menor en las proporciones. El índice Dow Jones, compuesto por 30 gigantes industriales, tocó un máximo de 29,551.42 puntos el 12 de febrero. El 23 de marzo tocó un mínimo en 2020 de 18,591.93 puntos, con una caída de 37.08 por ciento.

El contraste es mayor en las cifras de recuperación. El índice Dow Jones se ubica en 23,775.48 unidades, por lo que su recuperación es de 27.88%, en comparación con el sótano que tocó en la crisis. Hasta su último cierre, el índice Euro Stoxx 50 se ubica en 2,925.05 puntos, con una mejora de 22.60 por ciento.

“El índice Euro Stoxx50 perdió desde sus máximos de febrero casi 39 por ciento. Contra el mínimo de 2020, su recuperación es más débil. Si lo comparamos con los índices estadounidenses, la debilidad manifiesta de Europa es clara. No sólo pierde más, recupera menos”, explicó Javier Molina, analista de la plataforma de negociación eToro.

El experto afirmó que hay dos condiciones que han limitado la recuperación de las bolsas europeas. Por una parte, las distintas formas en las que la pandemia afecta  a sus economías están detrás del comportamiento accionario. Por la otra, Europa no cuenta con un sector tecnológico tan fuerte como el de Estados Unidos

Las acciones de Apple, uno de los componentes principales del índice Dow Jones, tocaron un máximo de 327.20 dólares por papel el 12 de febrero contra sus 293.65 dólares del cierre de 2019 (11% más). Luego cayeron 31.43% a 224.37 dólares en su mínimo de 2020. Hoy cotizan en 289.58 dólares (29.06% arriba de su mínimo).

En cuanto al factor de correlación económico, la disparidad que existe entre los países de Europa afecta el desempeño de la zona frente a Estados Unidos. “Los países del norte, con Alemania a la cabeza, dan más señales de resiliencia ante esta crisis, condición que no se percibe en bolsas de España, Italia y Portugal”, explicó Molina.

Sectores principales, entre los más golpeados

Como en prácticamente todos los mercados, en Europa las aerolíneas y el sector turístico se encuentran entre los más afectados por el coronavirus. El aislamiento social provoca que prácticamente no haya actividad en ambos, sumado a que en el sector aerolíneas había antes problemas estructurales.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo prevé que la caída de ingresos resultante puede ser de 113,000 millones de dólares este año, dependiendo de la progresión del virus. Como ejemplo, los títulos de Lufthansa pasaron de un precio máximo de 16.68 euros a un mínimo de 7.18 euros, con un retroceso de 56.95 por ciento. Hoy cotizan en 8.16 euros.

Otro de los sectores más afectados se encuentra entre los de mayor peso en el mercado europeo: el financiero. “El sector en Europa canceló los dividendos. La crisis pone sobre la mesa la viabilidad de muchas entidades. Los bancos locales pueden sufrir, lo que generaría mayor concentración del sector”, dijo Molina.

Por último, el sector petrolero, que es uno de los más importantes para bolsas como la española, se encuentra entre los más afectados de la zona. Una menor demanda afecta de lleno las cuentas de las compañías. “Su recuperación no se verá hasta que se inicie el regreso a la actividad económica”.

El riesgo de un nuevo desplome

Actualmente los índices europeos se desplazan en un camino de recuperación. El Euro Stoxx 50, con sus 2,925.05 unidades, atravesó sin todavía consolidar sobre una resistencia de 2,900 puntos. El DAX 30, de la Bolsa de Fráncfort, se ubica en 10,861.64 puntos, más estable sobre un nivel técnico relevante de 10,600 puntos.

No obstante, el índice Ibex 35, de la Bolsa de Madrid, España, se enfrenta al muro de 7,000 unidades con 6,922.30 puntos. “Si Europa en su conjunto no es capaz de superar estos niveles, la probabilidad de ver nuevamente mínimos de marzo sigue vigente. Son esas referencias las que deben vigilarse”, dijo Molina.

[email protected]