Las bolsas europeas cerraron este lunes a la baja, en un mercado que no logra recuperarse debido a las dudas que persisten sobre China y los precios del petróleo.

La bolsa de Londres terminó en baja de 0.69%, París cedió 0,49%, Madrid 0.26%, Milán 0.57% y Fráncfort 0.25 por ciento.

NOTICIA: BCE ha ido más allá de sus capacidades: Eurogrupo

La bolsa de Moscú lideró las pérdidas con una caída de 3.78% y terminó en 1,682.54 puntos.

"Los mercados siguen nerviosos tras una nueva caída de las acciones china y de la volatilidad de los precios del petróleo", comentó Jasper Lawler, analista de CMC Markets.

NOTICIA: La economía mundial crecerá en 2.5% en 2016

Las acciones europeas cerraron en terreno negativo el lunes una sesión volátil, en la que los papeles de Shire bajaron con fuerza después de que la farmacéutica anunció que adquirirá Baxalta y el sector materias primas acompañó el descenso de los precios del petróleo y los metales.

Las acciones de Shire cayeron 8.20% por el nerviosismo ante el precio de la oferta por Baxalta . La compañía británica, que en julio había hecho una oferta en acciones, se quedó con el fabricante de fármacos para enfermedades raras agregando una suma en efectivo.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0.41%, a 1,335.11 puntos, después de haber subido hasta 1,353.71 durante la jornada. El referencial se derrumbó 7.00% la semana pasada.

El mercado también fue presionado por la caída de las acciones de productores de materias primas tras un brusco descenso de los precios del cobre a mínimos de 6 años y medio, y con el barril de petróleo negociándose a menos de 30 dólares en medio de preocupaciones por la demanda en China.

Sin embargo, algunas automotrices subieron. Las acciones de Volkswagen ganaron 1.70% por noticias de que la compañía alemana planea mostrar a reguladores estadounidenses que puede arreglar algunos de los problemas de emisiones de sus motores diésel.

Algunos estrategas siguen siendo cautos respecto a la perspectiva de las acciones en el corto plazo, diciendo que la desaceleración china sigue siendo motivo de preocupación y que los inversores deberían buscar oportunidades para recoger beneficios.

frm