Las acciones europeas subieron el miércoles, impulsadas por positivos resultados corporativos y el avance del sector tecnológico, luego de que Apple reportó en la víspera ganancias y ventas trimestrales que superaron expectativas.

AMS, que proporciona la tecnología de reconocimiento facial que usan los iPhones, subió un 7 por ciento luego de que Apple sorprendió al mercado con sólidas ventas del iPhone X.

Los papeles de otros fabricantes de chips como STMicroelectronics, Infineon, BE Semiconductor y ASML también avanzaron gracias al impulso positivo de Apple. El sector de tecnología ganó un 1,2 por ciento, a un máximo de seis semanas.

Gracias a ese apoyo, el índice paneuropeo STOXX 600 sumó un 0.7% y tocó máximos desde el 5 de febrero, poco impactado por datos que mostraron que el crecimiento económico de la zona euro se frenó a comienzos de año.

Otro factor de apoyo fue la debilidad del euro, que apoyó al índice alemán DAX a tener un desempeño superior, con una ganancia de 1.5%, mientras que el italiano FTSE MIB ganó un 1,2 por ciento y llegó a máximos desde octubre de 2009.

Las acciones de las mineras subieron un 2.8%, proporcionando la base para las ganancias de Europa, ya que los precios del cobre se recuperaron tras sólidos datos industriales de China.

Datos de Thomson Reuters mostraron que, hasta ahora, el crecimiento de las ganancias del índice MSCI EMU de la zona euro descendió un 1,3 por ciento en el primer trimestre, mientras que las empresas MSCI Europa informaron un crecimiento de las ganancias del 0.5 por ciento.

El miércoles, la firma británica de satélites Inmarsat lideró los avances, con una escalada de 8.1% tras reportar ingresos más altos a lo previsto en el primer trimestre.