LONDRES.- Las acciones europeas cerraron el viernes con una caída de 3.5%, en medio de crecientes preocupaciones sobre el impacto en la economía de los planes de ajuste fiscal que están adoptando países de la región.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente en 1,013.31 puntos.

En espera de más información...LONDRES.- Las bolsas europeas cerraron en baja el viernes, golpeadas por la creciente preocupación de que las duras medidas de austeridad de la zona euro ralenticen el crecimiento de la región.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una caída de 3.40%, a 1,014.25 puntos.

Los bancos fueron especialmente castigados, con el índice bancario STOXX Europe 600 a la baja 5.3 por ciento. Los bancos españoles Santander y BBVA cayeron 8.9% y 7.6%, respectivamente.

Pero a pesar de las ventas tardías del viernes, el índice mantuvo una ganancia semanal de 4.7% después del fuerte repunte del lunes, provocado por el plan de rescate de un billón de dólares para estabilizar la zona euro.

"Estamos viendo mucho rojo. Hay preocupación por cuánto durarán los planes de la zona euro", dijo Peter Dixon, economista de Commerzbank. "Antes del fin de semana, los inversores no quieren quedar desprevenidos", agregó.

Los bancos franceses Credit Agricole y Societe Generale, que están considerablemente expuestos a los problemas de deuda del sur de Europa, perdieron un 6,4 por ciento y un 8,6 por ciento, respectivamente.

Según datos de Thomson Reuters, la caída del viernes borró el equivalente a 160,000 millones de euros (197,000 millones de dólares) del valor de mercado de los índices británico FTSE 100, alemán DAX, francés CAC, español IBEX e italiano MIB juntos.

El nivel de pérdidas equivale a cerca del producto interno bruto de la República Checa en el 2009.

En los últimos meses, las acciones europeas han sido golpeadas por crecientes temores sobre el riesgo del contagio de los problemas de deuda de Grecia hacia otros países de la región.

Las acciones europeas han tenido un desempeño muy inferior al de sus pares de Estados Unidos.