Una ola de ventas afectó a las bolsas europeas este jueves. En su discurso de ayer, el presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense advirtió que la recesión tras la pandemia del coronavirus podría extenderse, lo que despertó una ola de aversión a los activos de riesgo en los mercados.

Tras la publicación por la mañana de datos sobre la economía de Estados Unidos, comenzó una ola de ventas. Las plazas bursátiles de casi todo el mundo reaccionaron con caídas por el creciente dato desempleo en la economía más grande del mundo, que fue superior al que esperaban los inversionistas.

El índice FTSE 100 de la plaza de Londres, Reino Unido, encabezó las pérdidas, con -2.75%, y el DAX de Fráncfort, Alemania, perdió -1.95 por ciento. En Italia, el índice FTSE MIB, de la Bolsa de Milán, cayó -1.84%; en Francia, el CAC 40 parisino cayó -1.65%, y en España, el Ibex 35 de Madrid perdió -1.29 por ciento.

El índice paneuropeo Euro Stoxx 600, de 600 acciones, cerró con un desplome de -2.2 por ciento. El Euro Stoxx 50, con las acciones de 50 compañías, que es conocido también como la medida del miedo en el mercado europeo, cayó -1.79 por ciento. Su peor componente fue Daimler, con -4.21 por ciento.

[email protected]