Londres- Las acciones europeas cayeron este miércoles, arrastradas por el sector bancario tras una sesión volátil en la que la confianza de los inversionistas continuó débil por la persistente preocupación sobre la estabilidad de la eurozona.

El índice FTSEurofirst cerró con una pérdida de 4.89 puntos, o 0.49%, a 992.81 unidades, sumando su tercera caída consecutiva y merodeando niveles mínimos de alrededor de cuatro meses y medio.

El índice ha perdido más de 10% desde su máximo del 2012.

Los mercados bursátiles tuvieron una fuerte sacudida al final de la sesión cuando fuentes dijeron que el Banco Central Europeo paralizó sus operaciones de política monetaria con algunos bancos griegos, por la falta de planes de recapitalización.

El fracaso de los partidos políticos griegos en la tarea de formar un nuevo gobierno ha dejado a los inversionistas preguntándose si Grecia podría abandonar la zona euro, y genera temor por el posible contagio a otras economías más grandes.

Clemente De Lucia, economista de BNP Paribas para la zona euro, dijo que cuantificar el costo de la salido de Grecia del euro podría ser difícil, pero sería menos que si hubiera ocurrido hace un año, pues las compañías han tomado medidas para reducir su exposición.

El sector bancario volvió a caer y acumula un descenso de 18% en los últimos tres meses al haber resurgido las preocupaciones por la zona euro. Nomura dijo que los costos de una salida griega resultarían manejables, pero los temores a un contagio serían difíciles de manejar.

"La confianza y los precios (de las acciones de bancos) están de capa caída y es posible que el mercado podría reaccionar más favorablemente a las políticas de Francia tras la elección, la postura más acomodada de Alemania ante la inflación, y un mejor equilibrio entre la austeridad y el crecimiento en el pacto fiscal", dijo Nomura.

Las acciones del banco español Bankia retrocedieron 11.1% tras la postergación del reporte de sus resultados trimestrales, lo que avivó temores sobre las pérdidas del banco recientemente nacionalizado.

El índice Euro STOXX de volatilidad se ha disparado más de 100% desde mediados de marzo, cuando la preocupación porque España podría no ser capaz de cumplir con sus metas de austeridad la puso en el centro del escenario.

El principal índice bursátil de la bolsa española, está en mínimos de nueve años, mientras el país lucha por recapitalizar su golpeado sector bancario. Por su parte, el índice ATG de la bolsa de Atenas está en mínimos de 22 años.

El volumen de negocios siguió bajo, con muchos administradores de cartera prefiriendo quedarse al margen sin ganas de volcar dinero fresco en mercados erráticos.

Los fabricantes de bienes de lujo se destacaron por su buen desempeño.

Las acciones de la suiza Richemont fueron las de más avance en Europa, con un alza de 8.1% luego de que la segunda firma más grande del mundo en productos de lujo superó las expectativas con una utilidad anual 43% mayor.

Estos resultados contagiaron optimismo a otras firmas del sector, y las acciones de Swatch Group, Christian Dior y LVMH extendieron sus ganancias del 2012. Todas ellas acumulan una subida de más de 10% en lo que va del año.

ros