Las acciones europeas sufrieron el jueves una fuerte baja tras débiles datos de los sectores manufactureros estadounidense y chino, que generaron preocupación por la perspectiva del crecimiento global, y por un resurgimiento del pesimismo en torno a los resultados corporativos.

El DAX alemán cayó 0.92% con 9,631.04 puntos, seguido del CAC40 frances con una baja de 1.02% con 4,280.96 puntos.

Por otro lado el FTSE de Londres cayó 0.78% con 6,773.28 puntos, y el IBEX 35 bajó 0.37% con 10,241.20 puntos.

Si bien la temporada europea de resultados hasta ahora es irregular, con casos como Banco de Sabadell SA que reportó utilidades mayores a las pronosticadas, los flojos números de compañías estadounidenses como MacDonalds combinados con decepcionantes datos económicos golpearon a Wall Street y esos descensos se propagaron el jueves a los mercados europeos.

El índice FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con un descenso del 1.02%, a 1,333.30 puntos. Las acciones de Nokia cayeron un 10.66% luego de que la compañía reportó un fuerte descenso en las ventas de su división de equipos de red.

frm