Las principales bolsas europeas cerraron el lunes en baja, lastradas por malos datos sobre la producción industrial china y la caída de los precios del petróleo.

Las acciones europeas cerraron con pérdidas el lunes, arrastradas por los papeles del sector telecomunicaciones a raíz de la decepción de los inversores por los términos de un arreglo entre Nokia y Samsung para poner fin a una disputa legal.

El índice FTSE-100 de Londres perdió 0.39%, el Dax 30 de Fráncfort 0.41% y el CAC-40 de París 0.56 por ciento.

El Ftse-Mib de Milán cayó por su parte 0.92% y el Ibex 35 de Madrid 0.31 por ciento.

NOTICIA: China guarda un arsenal para una guerra de divisas

En Nueva York, Wall Street también operaba con pérdidas, atribuidas por los analista a los mismos factores.

"Los datos siempre peores de la producción industrial de China y el retroceso de los precios del petróleo revirtieron la tendencia alcista de la semana pasada", dijo Manoj Ladwa, analista de TJM Parners en Londres.

La actividad manufacturera china se contrajo en enero, registrando su mayor repliegue en más de tres años, según un índice gubernamental que confirma de nuevo la ralentización persistente del sector industrial en la segunda economía mundial.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300, que en enero retrocedió 6%, cerró extraoficialmente con una caída del 0.36%, a 1,343.16 unidades. El Euro STOXX 50 de los principales valores de la zona euro cayó 0.89 por ciento.

NOTICIA: China inyecta 230,000 mdd antes del Año Nuevo Lunar

Las acciones de Nokia y Alcatel -que Nokia está en proceso de adquirir- se derrumbaron más de 11% después de que los operadores expresaron su decepción por los arreglos de una disputa por patentes entre la compañía finlandesa y Samsung.

La partida del tercer presidente ejecutivo de Luxottica en 17 meses provocó que sus acciones cayeran 5.70 por ciento.

NOTICIA: UE e Italia llegan a acuerdo sobre créditos vencidos

Varios operadores dijeron que datos débiles de la economía china también presionaron al mercado.

Las acciones de Banco Popolare y otros bancos italianos subieron después de que la entidad financiera dijo que espera acordar una fusión con Banca Popolare di Milano en un mes.

Con información de Reuters y AFP

frm