Londres - Las acciones europeas cayeron este miércoles a un mínimo de dos meses y se preparaban para más volatilidad tras una decepcionante subasta de deuda española, que reavivó el temor a una crisis de deuda en la zona euro tras tres meses de calma.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con una baja de 2.04%, a 1,050.99 puntos, reportando su mayor caída intradía en un mes.

Las acciones de bancos de la zona euro, que tienen en su poder el grueso de la deuda de la región, cayeron 3.1% luego de que España menos títulos de deuda de lo que esperaba, lo que refleja la ansiedad de los inversores respecto a los esfuerzos del país por reducir su déficit.

Los temores que rodean a la deuda soberana europea se exacerbaron por el dato de pedidos de la zona euro, que sugirió que la región probablemente está en una recesión moderada, lo que significa que los gobiernos tienen menos margen para maniobrar si necesitaran implementar nuevas medidas de austeridad.

Las acciones del complicado grupo financiero belga KBC Groep, que cerraron el primer trimestre con un avance de 93%, cayeron 9.3% en un volumen que fue casi tres veces el promedio, mientras que las del francés Credit Agricole cayeron 5.2 por ciento.

"Sencillamente estoy impresionado de lo rápido que han fallado las cosas", dijo Justin Haque, operador para toda Europa Hobart capital. "El problema es que más austeridad es imposible con el nivel de desempleo de España", agregó.

El índice STOXX 50 de la zona euro perdió 2.5% y cerró en 2,398 puntos, lo que pone a prueba el límite inferior de un canal alcista que empezó en diciembre y el retroceso de 50% de su movimiento entre diciembre y marzo, ambos en la región de los 2,400 puntos.

Ese descenso indicaría que una subida de cuatro meses respaldada por la inyección de liquidez del Banco Central Europeo probablemente esté llegando a su fin.

Los inversionistas están buscando protección contra más pérdidas en las acciones de la zona euro, lo que hizo subir 16.1% al índice STOXX de volatilidad en la zona euro -considerado un indicador de la ansiedad de los inversores- a 25.86.

"La crisis de la zona euro siempre llega en oleadas y esta es claramente una nueva ola", dijo Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg Bank. "Hay mucha volatilidad y todavía no parece haberse extinguido del todo ", agregó.

Schmieding señaló que la nueva ola prometía ser menos "maliciosa" que la anterior que hizo desplomar al mercado en el segundo semestre del 2011, dado el volumen de deuda española puesta al alcance del fondo de rescate europeo.

El analista ratificó que todavía espera que las acciones europeas terminen el año por encima de los niveles actuales.

Los principales indicadores terminaron cerraron a la baja:

  • FTSE100 de Londres -2.30%
  • CAC 40 de París -2.74%
  • DAX de Alemania -2.84%
  • IBEX de España -2.09%
  • FTSE MIB de Italia -2.42%
  • PSI de Portugal -2.36%

ros / RDS