Las acciones cerraron con leves caídas en Wall Street, luego de que el presidente Donald Trump cancelara su planeada cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un y ordenara una investigación sobre las importaciones de autos.

La orden de Trump el miércoles de investigar si las importaciones de vehículos y autopartes han dañado la industria automotriz estadounidense podría complicar aún más las negociaciones con China y con otros socios comerciales.

Ayer, Trump canceló la reunión planeada el 12 de junio con Kim citando la abierta hostilidad de Corea del Norte, incluso luego de que el régimen de Pyongyang cumplió con su promesa de destruir túneles en un complejo de ensayos nucleares.

Pero las acciones revirtieron gran parte de las pérdidas de la jornada sobre el cierre de la sesión y operadores e inversores dijeron que la fuerte caída tras la cancelación de la cumbre fue un acto reflejo.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 0.30% a 24,811.76 unidades, mientras que el índice S&P 500 cayó 0.20% a 2,727.76 unidades. El índice Nasdaq Composite perdió 0.02% a 7,424.43 unidades.

El descenso de las acciones energéticas tras la caída de los precios del crudo presionó al mercado y el índice del sector bajó 1.7 por ciento.

Por el contrario, las acciones de General Electric subieron 3%, rebotando tras las pérdidas de la víspera; las de Netflix subieron 1.3%, en ambos casos limitando el descenso del mercado.

El valor de mercado de Netflix se disparó a un récord de 153,000 millones de dólares, eclipsando por primera vez a Walt Disney Co y convirtiéndose en la compañía más valiosa de la industria del entretenimiento.

Mayor aversión al riesgo

La Bolsa mexicana cayó 0.75%, por una mayor aversión al riesgo por las nuevas tensiones entre EU y Corea del Norte.

Después de dos días de rebote, el principal indicador accionario, el S&P/ BMV IPC, se ubicó en 45,433.09 unidades.

El regreso de la aversión al riesgo ante una nueva escalada en las tensiones geopolíticas entre EU y Corea del Norte redujo el apetito por instrumentos de riesgo y causó un incremento en la demanda por divisas refugio.

valores@eleconomista.mx