Las principales bolsas de valores de la región Asia-Pacífico cerraron este martes a la baja, extendiendo las pérdidas en medio de una nueva escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen retrocedió un 1.07%, mientras el Shenzhen Component perdió un 1.39%, informó la agencia Xinhua.

El índice compuesto de Shanghái bajó hasta 3.1% antes de recuperarse y terminar con un declive de 1.6%, su peor nivel de cierre desde febrero. El índice Hang Seng de Hong Kong marcó su cierre más abrupto desde enero, al caer 0.7 por ciento.

Por su parte la Bolsa de Tokio cerró la segunda sesión de la semana a la baja, el deslizamiento del yen frente al dólar provocó una búsqueda de gangas y amortiguó el impacto de la masiva venta global.

El índice Nikkei cayó desde el comienzo de la negociación, hundiéndose brevemente más de 600 puntos, o 3%, arrastrado por la caída de Nueva York, donde el Dow Jones registró su mayor pérdida diaria del año.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, retrocedió 134.98 puntos o un 0.65%, al ubicarse en 20,585.31 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó 6.65 puntos o un 0.44%, para ubicarse en 1,499.23 unidades.

En un movimiento que profundizó aún más la agitación entre las dos economías más grandes del mundo, Washington acusó a China de manipular su moneda y dijo que llevará el asunto al Fondo Monetario Internacional para bloquear lo que considera prácticas de competencia desleal de Beijing.

Mientras tanto, además de que China permitió que el yuan cayera el lunes, las compañías chinas suspendieron las compras de productos agrícolas en respuesta a la nueva amenaza arancelaria del presidente estadunidense Donald Trump.

"Las preocupaciones generadas por un intercambio de medidas entre los dos países continúan impulsando a los inversores hacia activos más seguros descargando acciones", dijo Chihiro Ota, gerente general de investigación de inversiones de SMBC Nikko Securities Inc., citó la agencia Kyodo.

Sin embargo, las acciones recortaron algunas de las pérdidas anteriores hacia el final de la jornada, ya que el deslizamiento del yen frente al dólar estadunidense al rango inferior de 106 yenes amortiguó el deterioro del sentimiento del mercado, dijeron los corredores.

Yuan se estabiliza; acciones chinas se hunden por preocupaciones cambiarias

El yuan frenó este martes sus caídas luego de que las autoridades tomaron medidas para contener a la moneda, aunque las bolsas de Asia siguieron bajando después de que Estados Unidos calificó a China como manipulador de divisas, profundizando aún más la crisis por una disputa comercial.

El yuan ha perdido hasta 2.7% en los últimos tres días, al situarse bajo la marca de 7 unidades por dólar, lo que golpeó a las acciones y empujó a los bonos porque los inversores temen que el valor de la divisa china se haya convertido en un nuevo frente de la guerra arancelaria.

El lunes, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo que Washington designaba a China como manipulador de divisas, en la primera acción de este tipo desde 1994, lo que provocó una baja del yuan doméstico y en el exterior a mínimos históricos.

El martes, el Banco Popular de China tomó medidas para estabilizar la moneda con un rango de cotización más firme y anunciando una venta de deuda, en una señal de que las autoridades desean desinflamar el frente cambiario, lo que llevó al yuan offshore a ganar casi 0,5% contra el dólar.

En el mercado internacional, la moneda china cotizaba más estable en cerca de 7.0710 unidades por dólar, luego de haber tocado previamente un mínimo de 7.1382 unidades tras el anuncio de Mnuchin.

El ligero ascenso se produjo luego de que el banco central estableció el punto medio de la moneda, que fija el rango de cotización, en 6.9683 unidades por dólar, por encima de las expectativas del mercado.

El anuncio del banco central de la venta de 30,000 millones de yuanes (unos 4,25 millones de dólares) en bonos en moneda local en Hong Kong también sugería que la entidad estaba absorviendo dinero para evitar ventas cortas especulativas.

A nivel doméstico, el yuan finalizó la jornada con alza de 0.2% a 7.0321 unidades por dólar, después de haber repuntado hasta 1% a mitad de la jornada.

La estabilización del yuan ayudó a los principales índices bursátiles a recortar las pérdidas de la tarde, pero los mercados chinos de todas formas volvieron a caer antes del cierre.

erp