Los mercados iniciaron septiembre a la espera de dos eventos importantes: las reuniones de política monetaria en Europa y Estados Unidos. La primera tendrá lugar hoy y los mercados esperan no sólo un programa de compra de deuda europea, sino también un recorte a la tasa de interés a nuevos mínimos históricos.

Los inversionistas están a la expectativa de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) para conocer los detalles adicionales sobre el programa de compra de bonos , mencionaron analistas de Santander.

Funcionarios del BCE filtraron a medios internacionales que el programa contemplará compras ilimitadas de bonos soberanos de corto plazo, con vencimientos de menos de tres años, sin un tope en los rendimientos. A ello se sumaron las expectativas de que el instituto central recorte la tasa de interés en 25 puntos base a nuevos mínimos históricos de 0.50 por ciento.

Dos fuentes del banco han asegurado que Mario Draghi anunciará adquisiciones ilimitadas de deuda pública a corto plazo de los países con problemas. Eso sí, a medida que inyecte liquidez en el mercado, irá retirándola, ofreciendo depósitos o bonos a las entidades financieras. Esta operación se conoce como esterilización en el argot financiero y, teóricamente, evitará que haya más dinero en el mercado y frenará las posibles tensiones inflacionistas.

Así, las plazas bursátiles cerraron con movimientos mixtos y acotados, las noticias parecen estar siendo descontadas principalmente en los mercados de deuda europeos. En Europa, el índice Stoxx 600 ganó apenas 0.02%, en Estados Unidos el Dow Jones ganó 0.09% y el S&P perdió 0.11 por ciento. De acuerdo con Oscar Jiménez, analista fundamental de Banco Multiva, no hay incentivos para invertir en los mercados ante un entorno de debilidad macroeconómica.

Por el contrario, la posibilidad de un recorte en la tasa de interés en septiembre está descontada en los mercados de dinero, aunque no de una manera agresiva. En España, la prima de riesgo volvió a retroceder el miércoles para acumular una caída de 60 puntos base en sólo dos jornadas y ubicarse en 492 puntos base.

En este sentido, destacó que de anunciarse hoy nuevos estímulos monetarios, la reacción de los mercados sí podría ser positiva aunque de corto plazo, a la espera de noticias en Estados Unidos.