Las acciones europeas cayeron con fuerza el viernes ante los persistentes temores por China, y dejaron a los mercados bursátiles de la región con amplias pérdidas en la semana.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con una caída del 1.29%, a 1,343.25 puntos. El referencial sufrió una pérdida semanal de alrededor del 6 por ciento, la mayor desde fines de agosto.

NOTICIA: Claves para comprender lo que actualmente sucede en los mercados

Los mercados habían recibido impulso más temprano, cuando los principales índices bursátiles de China subieron después de que los reguladores suspendieron un mecanismo que interrumpió las operaciones dos veces esta semana. A esas interrupciones se les achacó exacerbar las ventas masivas que intentaron limitar.

Algunos inversonres dijeron que de todas maneras la capacidad de China para manejar sus mercados ha sido dañada. Una caída del yuan también generó temores por una desaceleración de la economía china.

NOTICIA: Banco central chino liberalizará más las tasas de interés

Las acciones del sector automotriz -sector del que China es uno de los principales mercados extranjeros- cayeron 1.31 por ciento. Fiat Chrysler se derrumbó 4.11% después de que SocGen bajó su recomendación del papel a "vender" y JP Morgan redujo su precio objetivo.

Las bolsas europeas tampoco lograron sostener la subida inicial tras los robustos datos de empleo de Estados Unidos.

frm