En su última jornada de la semana, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con números negativos, al registrar una pérdida de 0.22%, al margen de los mercados en Estados Unidos.

De esta forma, el S&P/BMV IPC, principal indicador accionario mexicano, cerró la jornada con un retroceso de 101.96 puntos respecto a su nivel previo, y se ubicó en las 46,992.17 unidades.

A medio día, en su tercera jornada consecutiva de pérdidas, el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC retrocedía 0.52%, a 46,849.06 puntos, su menor nivel desde el 4 de abril.

Este viernes, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) inició operaciones con un descenso de 0.19%, es decir 81.98 puntos menos respecto al cierre previo, con lo que el S&P/BMV IPC, se ubica en 47,014.64 unidades, lo que representa un descenso semanal de 2.7 por ciento.

Las pérdidas fueron encabezadas por las acciones del grupo financiero Banorte con una caída del 1.91 por ciento a 111.56 pesos, seguidas por las del gigante minero Grupo México que restaron un 1.26 por ciento a 57.84 pesos.

 La moneda y la bolsa de valores de México descendieron el viernes golpeados por un repunte de la aversión global al riesgo debido a la incertidumbre sobre la relación comercial entre Estados Unidos y China, que avivó las apuestas por activos como el dólar.

Analistas también atribuyeron las preocupaciones de los inversores a la divulgación de cifras que mostraron que la creación de empleo en Estados Unidos subió menos de lo previsto en abril y la tasa de desocupación cayó a un mínimo de cerca de 17 años y medio.

La moneda oscilaba en 19.2305 por dólar a las 2100 GMT, con una depreciación del 0.91 por ciento frente a las 19.0570 unidades del precio de referencia de Reuters del jueves.

El peso, que tocó el viernes su nivel más débil desde mediados de enero, acumulaba en la semana un descenso del 3.3 por ciento.

Analistas dijeron que la mira de los participantes estará puesta principalmente en la reunión de negociadores del TLCAN la próxima semana en Washington.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años avanzó cinco puntos base a 7.59 por ciento, mientras que la tasa a 20 años subió seis, a 7.75 por ciento.