La primera semana del 2016 fue negativa para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al acumular una pérdida de 6.31% con respecto al cierre del año pasado, debido a la incertidumbre por el futuro de China, la baja en el precio del petróleo e indicadores globales.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó el viernes en 40,265.37 unidades (en su menor nivel desde el 16 de diciembre del 2014).

Del 4 al 8 de enero del 2016, el principal indicador accionario reportó pérdidas en las primeras cuatro jornadas del año para terminar en la última sesión con un repunte.

Sin embargo, ése no es el peor inicio de año para la BMV, pues en la primera semana de enero de 1999 tuvo una caída de 8.11 por ciento.

Las bolsas de Valores tuvieron un arranque de año negativo generado por temores ocasionados por el desempeño económico de China y las diversas intervenciones de las autoridades de ese país en los mercados, y la incertidumbre por las especulaciones de que genere una guerra de divisas.

Durante la semana, el Banco Mundial (BM) ajustó a la baja su expectativa de crecimiento económico global para el 2016, pasando de 3.3 a 2.9%, y en ese escenario los precios del petróleo retomaron su tendencia de caída para llegar a mínimos desde el 2004.

A dichas noticias internacionales se sumaron diversos indicadores económicos tanto de China como de Europa y Estados Unidos, entre los que destacaron los reportes favorables del sector laboral en el país vecino del norte, que apoyaron la recuperación de las bolsas este viernes.

En el periodo de referencia, todos los sectores representados en la BMV terminaron con número rojos, los cuales estuvieron encabezados por los servicios financieros, que cayó 6.76%, seguido del ramo industrial que perdió 5.09% y materiales, con menos 4.11 por ciento.

El peor de su historia

Las acciones cayeron el viernes en Wall Street, poniendo fin a los peores cinco días de inicio de año en la historia del mercado.

Tanto el promedio industrial Dow Jones como el índice S&P 500 tuvieron los peores primeros cinco días de comienzo de año de la historia, con caídas de 6.2 y 6%, respectivamente. El índice NASDAQ retrocedió 7.3% en la semana.

El mercado había abierto con subidas después de que el reporte mensual de empleó mostró un crecimiento de las nóminas en diciembre y una tasa de desempleo estable.

Pero eso no fue suficiente para mantener a las acciones en terreno positivo. (Con información de Notimex y Reuters)

valores@eleconomista.com.mx